El alcalde de Torrent, Jesús Ros, considera que la actuación de la Confederación Hidrográfica del Júcar, en lo que se refiere a los barrancos de l’Horta Sud, es “bastante mejorable” y los efectos se han notado, en parte, en las últimas lluvias, con algunas cuencas que no estaban limpias. Por ello, considera que la solución ha de llegar “de forma inmediata” al problema.

Para ello, Ros ha instado a la CHJ a sentarse con los alcaldes y alcaldesas de los veinte municipios de l’Horta Sud, algunos de los cuales tuvieron graves problemas en las últimas lluvias. “Tenemos que sentarnos y los alcaldes no levantarnos hasta no haber llegado a un acuerdo de cómo se gestionan esas cuencas, si limpian ellos o limpiamos nosotros, pero de forma periódica”, ha recalcado el mandatario.

Jesús Ros ha recordado que en la comarca hay muchos barrancos y la mayoría de cuencas atraviesan diversos municipios como es el caso Torrent, Alaquàs y Aldaia, con los barrancos de la Saleta y de Poio, o Picassent, Beniparrell y Alcàsser, entre otros. Y sobre la última actuación en profundidad que la CHJ realizó en Torrent, el alcalde estima que "debió ser en la prehistoria".

"La última vez que actuó la CHJ en un barranco de Torrent debió ser en la prehistoria"

Jesús Ros - Alcalde de Torrent

Desde hace años, los consistorios se quejan de que no pueden actuar en los barrancos por ser competencia de la CHJ pero en la práctica no se acometen las limpiezas de cañas, vegetación o residuos por parte de esta institución y luego se generan problemas, tanto de posibles incendios en la época del verano, como de inundaciones, ante episodios de fuertes lluvias. Y respecto a los tramos urbanos de los barrancos, cuyo mantenimiento sí que corresponde a los ayuntamientos, alcaldes y alcaldes han denunciado en numerosas ocasiones que el permiso de la CHJ para que actúen tarde meses en llegar.

Reparaciones en Torrent

El alcalde de Torrent ha explicado también que las brigadas municipales y las del Consell Agrari llevan desde las tormentas realizando actuaciones en los puntos donde hubo daños “y un técnico de la CHJ tiene que supervisar cada actuación en muchos sitios y comprobar que se realiza de forma correcta”. Como ya publicó Levante-EMV, el consistorio, a través del Consell Agrari, va a convocar ayudas a la reparación y reposición de los sistemas de riego que deterioró la tormenta.