Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuevo revés judicial para el apartahotel subastado de La Pobla

El juez obliga al ayuntamiento a dar 10 días a una sociedad propietaria para subsanar un programa de actuación aislada rechazado en 2018

El proceso para convertir el edificio l’Áncora en un hotel de 4 estrellas está paralizado. | A-P-.

El proceso para convertir el edificio l’Áncora en un hotel de 4 estrellas está paralizado. | A-P-.

El Ayuntamiento de la Pobla de Farnals ha sufrido un nuevo varapalo judicial en su lucha para poder convertir en un hotel el edificio de l’Ancora, que llevaba más de 30 años abandonado en la zona de la playa y el consistorio que vendió de forma forzosa a una contrata, a través de una subasta. Las obras del actual edificio se encuentran paralizadas por otra sentencia que tiene a la misma protagonista, Edificio Vannes SA. Ahora el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de València ha declarado la obligación del Ayuntamiento de la Pobla de Farnals de otorgar un plazo de diez días para que esta sociedad subsane el escrito presentado el 9 de febrero de 2018 por el que formulaba su interés de promover un programa de actuación aislada sobre el apartahotel.

Todo se remonta a 2018, cuando el interés del ayuntamiento por ejecutar la venta forzosa en una subasta pública conllevó el derecho de los antiguos dueños a presentar una programa de actuación aislada (PPA). El edificio Vannes SA presentó una solicitud el 9 de febrero de 2018, en la que se indicaban las características esenciales y la oportunidad de promover el programa, si bien aseguró que «por falta de colaboración del ayuntamiento, que no proporcionó documentación e información esencial» no podía formular el borrador y documento inicial estratégico del programa.

Ese interés fue rechazado por el consistorio al asegurar que se trataba de «simples manifestaciones efectuadas» y no se podían considerar un documento de solicitud de inicio del procedimiento de Programación de Actuación Aislada en los términos planteados en la Lotup, «por no contener ningún tipo de propuesta de iniciativa, ni mención alguna ni a las características esenciales de iniciativa alguna de Programación de Actuación Aislada ni a ningún otro de los extremos anteriormente apuntados, limitándose en el mismo a apuntar una serie de problemáticas sin indicar los objetivos que el programa tendría sobre las mismas».

Contra dicha resolución, la sociedad volvió a interponer un recurso que fue rechazado por el consistorio, y que ahora el juez estima, al considerar que, si la solicitud de iniciación no reunía «los requisitos» que se señalan en la legislación o si a la solicitud de iniciación no se acompañan «los documentos preceptivos», esto habilita y obliga al ayuntamiento «para, imperativamente, facilitar al administrado -en este caso la sociedad Vannes S.A- el trámite de subsanación» .

Algo que no ocurrió en 2018 por lo que ahora el juez ordena al Ayuntamiento de la Pobla de Farnals a que haga en un plazo de 10 días, que no se producirá de momento ya que el consistorio ha recurrido. El juez, además, impone costas de hasta 1.800 euros más IVA al consistorio.

Obras paralizadas

En caso de que esta sentencia acabara siendo firme, Vannes SA debería subsanar los errores de su PPA y presentarla de nuevo, para volver a ser valorada por el consistorio, administración que debe admitirla o rechazarla de forma motivada. Mientras tanto, se mantienen paralizadas las obras por parte de la empresa System Real State, que fue ganadora de la subasta pública por 1,8 millones de euros (ya cobrados por el consistorio) y que iba a convertir este edificio en un hotel. En este caso, ya hay otra sentencia previa que ha impedido que pueda pagar a los 80 propietarios del edificio 30 años abandonado.

Palanca: «Vamos a recurrir la sentencia»

El alcalde de la Pobla de Farnals, Enric Palanca, ha confirmado a Levante-EMV que el consistorio va a presentar un recurso frente a la última sentencia a favor de una de las sociedades propietarias del apartahotel L’Áncora, «como ya hemos hecho y como seguiremos haciendo para defender el interés público».

El primer edil lamenta que esta sociedad siga logrando apoyo judicial a sus demandas «sin que el juez entre en el fondo del asunto, que es comprobar la solvencia de esta sociedad, que prácticamente es una empresa fantasma y que ha tenido abandonado este edificio sin presentar soluciones». 

En cuanto a la paralización de la construcción del hotel por la nueva contrata, Palanca afirma que «la adjudicataria sabía como estaba la situación y que esto podía suceder». p.o. la pobla

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats