La Delegación del Gobierno ha abierto una investigación por un presunto trato humillante de varios policías de Paterna a dos mujeres migrantes que acudieron a Comisaría a pedir el DNI para sus bebés.

La delegada del Gobierno, Gloria Calero, tras conocer los hechos denunciados por Valencia Acull, ha requerido un informe interno para depurar posibles responsabilidades y ha abierto una investigación. Ha recordado, además, que las comisarías deben dar un trato digno a las personas y ser espacios seguros para todos.

Como contó este diario, Valencia Acull denunció que varios funcionarios de la comisaría de la Policía Nacional de Paterna habían tratado de forma «humillante e intimidatoria» a personas migrantes que acudían a solicitar el DNI para sus hijos. Advirtió de que se les dificultaba los trámites y, además, les incoaban un procedimiento de sanción o expulsión por estancia irregular, que finalmente quedó archivado.

«Te has aprovechado de este país»

Entre las relevaciones de la entidad figuran frases y comentarios a las mujeres como «has estado trabajando, no has estado cotizando, no has estado pagando una Seguridad Social, si te has puesto enferma has ido al médico* al final es lo que hay, tú te vas aprovechando de las cosas, no te juzgo, pero te has estado aprovechando de unos beneficios, pues oye, ahora te toca pagar 500 euros (...) Llora todo lo que quieras, di que esto es racismo, es xenofobia, lo que tú quieras, pero te has estado aprovechando de aquí durante equis tiempo y es lo que hay».