La pandemia mundial de este 2020 que ha cambiado tantas cosas en nuestras vidas ha repercutido directamente en la forma de vender, de comprar, de buscar, de recibir y de entregar artículos. El sector del pequeño y mediano comercio, que se estaba intentando reinventar a marchas forzadas, ha cambiado casi por completo su forma de mostrarse al cliente, que en la mayoría de los casos ha salido beneficiado. Ha vuelto en los mercados municipales y en los pequeños y medianos comercios aquello del «reparto a domicilio», una forma de venta que siempre existió y que este 2020 ha vuelto para quedarse. Según Samia Tavares, del Mercado los Pinos de Manises, «es una nueva forma de acercarse al cliente, verlo, llamar a su casa, llevarle los productos y hacérselo fácil al mismo coste y ayudarlo en su compra diaria tanto si está teletrabajando, de turnos o si acaba de llegar a casa desde la empresa».

Reparto a domicilio de los Pinos

Reparto a domicilio de los Pinos

Muchos son los beneficios de este nuevo consumo que se funde con el sistema de encargos vía wasap, mails u otras tecnologías y redes sociales. A través de ellas el consumidor busca, conecta con el comprador y recibe. «Aquí ha pasado -aseguran desde la Asociación de Comerciantes de Picassent- como cuando como la televisión y la radio son capaces de existir en el mismo sistema del sector de la comunicación». «Exactamente como con la fusión de la tradición del reparto a domicilio y la novedad de la tecnología: ambas formas se complementan y, por ahora, nos benefician al menos para algunos, pero con el toque tecnológico de la implantación en nuestra forma de vender a través de las redes sociales», insisten. La asociación ha realizado además una campaña navideña llena de actividades y que hace participar a todos, compradores y vendedores, con sorteos y regalos.

Restauración y medidas

Por su parte y en lo que respecta al sector de la restauración, algunos bares como el de Las Brasas de Mislata, optan por dar el servicio de toda la vida. Eso sí, manteniendo todas las medidas de seguridad dentro y fuera del local. Lo mismo ocurre en el Restaurante Dotze de Quart de Poblet que, con todas las medidas anticovid, siguen ofreciendo con la máxima garantía sus menús tanto dentro como en su terraza interior. El restaurante Castillo, en Godella, ha añadido una nueva forma de venta para las próximas fechas navideñas: el pack de menús para 4 personas con todos los productos ingredientes y hoja de instrucciones para degustar en las casas los mismos sabores y platos que se preparan en el local. «Queremos que nuestro cliente deguste en casa nuestros platos como si estuviera aquí servido por nosotros. Los pack van con toda la explicación. Añade incluso el minutado de calentado o cocción y preparación o la decoración que debe de llevar el plato», añade su gerente, Eduardo Frechina.

Reparto a domicilio en patinete de la Carnicería Isidora.

Reparto a domicilio en patinete de la Carnicería Isidora.

Nuevas iniciativas de ventas

Toda esta época ha hecho que los comerciantes de l’Horta se reinventen y aporten nuevas ideas. Por ejemplo, la gerente de la Carnicería Isidora de Utiel ha implantado desde hace unos meses el patinete como forma de trasporte para realizar algunos pedidos de la localidad. Asegura que «de esa manera tan sostenible tardamos menos y no cogemos tráfico ni nada». Más lejos ha ido la Asociación del Mercado de los Pinos que, aparte de implantar el servicio de entrega a domicilio, cuenta desde hace unas semanas con un triciclo. Bajo el lema «El mercat es mou», realiza repartos gratuitos con este vehículo todos los jueves tardes y sábados por la mañana.

Desde ACST. Asociación de Comerciantes y Servicios de Torrent, aseguran que «no solo hemos creído siempre en la importancia del asociacionismo, sino que hoy en día representamos a nuestra ciudad en la junta directiva de Confecomerç -Confederación Valenciana de Comercio-, donde consideramos capital el intercambio de opiniones con otras asociaciones, gremios y federaciones». «Son muchas las ventajas que un comerciante encuentra a la hora de pertenecer a una asociación empresarial, pero ahora, más que nunca en tiempos de pandemia, resulta vital la pertenencia a una entidad oficial que te represente en épocas de incertidumbre Nuestro principal objetivo fue siempre que los pequeños comerciantes no se sintieran solos en este proceso. Más allá de grandes eventos el comerciante entendió que, gracias a la asociación, siempre tuvo un teléfono al que llamar para pedir consejo», añade. Los hornos y pastelerías se han sumado también al reparto a domicilio y están preparados para acercar a sus clientes los dulces típicos navideños y valencianos como «el pastisset de boniato». Todos y cada uno de los sectores del comercio que nos rodean se han preparado, se han modernizado y se han preocupado de llegar al cliente con la misma sonrisa y trato personal que lo han hecho siempre y que tanto les caracteriza. Seguro que este año ellos serán los verdaderos Reyes Magos que visitarán más que nunca nuestras casas.