El pleno de Benetússer ha aprobado la prórroga de la suspensión de la tasa de ocupación de la vía pública con mesas y sillas, así como la anulación del cobro a los mercados ambulantes hasta el 9 de mayo de 2021. Se trata de una medida que tiene como objetivo apoyar al sector de la hostelería y del comercio para mitigar las consecuencias económicas derivadas de la crisis sanitaria. La ampliación de la exención incluiría todo el periodo de Estado de Alarma aprobado por el Congreso y permitiría conceder «un respiro tributario para facilitar el desarrollo de la actividad económica y social del municipio en un contexto marcado por la incertidumbre», ha remarcado Reme Navarro Alapont, concejala de Hacienda.

Por su parte, el Ayuntamiento de Rafelbunyol ha invertido 8.000 euros en la compra de material higiénico-sanitario para repartirlo en los más de 170 pequeños comercios, restaurantes y bares de la población.