Los vendedores del mercado ambulante de Moncada no pudieron montar ayer sus puestos como cada lunes debido al último decreto del ayuntamiento prohibiendo hasta el 10 de enero actos de pública concurrencia por la alta incidencia de contagios por coronavirus.

Por tal motivo, la Agrupación Independiente de Vendedores Autónomos (Aivav) y la Asociación de Vendedores Ambulantes (Avame) celebraron ayer una concentración de protesta. «No al cierre del mercadillo municipal de Moncada» «Queremos trabajar, somos comercio al aire libre mucho más seguro» o «Señora alcaldesa, tenemos derecho a trabajar como todos los comercios y no ser discriminados», eran algunas de los carteles que llevaban los vendedores.

«Esta decisión va acabar con nosotros. Ya estábamos montando al 50% y teníamos algo de esperanza esta Navidad porque se nos había permitido, como todos los años por estas fechas, además de los lunes, montar tres domingos. Pero solo pudimos tenrr el mercado el domingo 20 y el lunes 21, ahora qué hacemos con todos los pedidos que teníamos para Navidad?», señala el delgado de Aivav en Mocada, Félix Martínez.

Desde Aivav y Avame no entienden por qué se permite la venta en los comercios cerrados. «No nos parece correcto después de que Sanidad haya confirmado que trabajar al aire libre es muchísimo más seguro que en espacios cerrados. Nosotros somos comercio y nos merecemos el mismo trato que el resto», explica Félix Martínez, quien asegura que en cambio, ya han pegado el semestre de la tasa de ocupación de vía pública. «Tenemos que pagar nuestra contribución, pagamos más de autónomos que antes, además de las hipotecas, los seguros de las furgonetas, cómo vamos a afrontar estos gastos si no nos dejan trabajar. Es insostenible», se lamentan.

La alcaldesa Amparo Orts, defiende que la supresión del mercado es porque se considera un lugar de alta concurrencia pública y por tanto se incluye dentro de la supresión provocada por la alta incidencia de contagios. Además, alega que tanto el concejal del área como el técnico municipal han estado en contacto con los vendedores y que tesorería está estudiando la forma de devolver la tasa.

Críticas de la oposición

Por su parte, la oposición carga contra la alcaldesa. El PP acusa al gobierno socialista de «moverse por la venganza y el revanchismo», mientras que Compromís afirma que «esta decisión totalmente desproporcionada no ha sido justificada con criterios técnicos ni sanitarios». Ciudadanos pide que se reabra el mercado este domingo.