El cierre perimetral de cinco municipios de l'Horta Sud (Alfafar, Sedaví, Llocnou de la Corona, Massanassa y Benetússer) ha obligado a cortar al tráfico varios de los accesos a estas localidades, entre los que se encuentran dos salidas de la Pista de Silla.

En concreto, quedan cortados las salidas 9 (sentido València) y 10 (sentido Alicante) de la Pista de Silla (V-31), el acceso al barrio Orba (Alfafar) por la CV-400 y la entrada a Massanassa por Catarroja a través del Barranc de Xiva, en la que solo se permite la circulación de la línea de autobús, ha informado la Mancomunitat de l'Horta Sud en un comunicado.

El resto de accesos a los términos municipales de estas localidades quedan controlados por las policías locales de cada municipio que, junto con agentes de la Guardia Civil, serán los encargados de velar por el cumplimiento de las restricciones.

La Mancomunitat ha recordado que los únicos motivos para salir o entrar en la zona son el retorno a la residencia familiar, la asistencia a menores, dependientes y/o personas mayores, obligaciones laborales y asistencias a centros médicos o educativos, y que estas excepciones deben estar justificadas.

Asimismo, los alcaldes y alcaldesas de los cinco municipios han solicitado la colaboración ciudadana para que la medida, que se prolongará hasta el próximo 21 de enero, "pueda tener un efecto positivo en la reducción de la propagación de la Covid-19".

Además, han insistido a toda la ciudadanía residente fuera de la zona perimetrada que el acceso a las zonas comerciales de Alfafar, Sedaví y Massanassa estará cerrado para los no residentes en estas cinco poblaciones hasta el fin del confinamiento.

Por otro lado, han pedido a todos sus vecinos y vecinas "responsabilidad" para "evitar, si no son imprescindibles, contactos sociales y seguir cumpliendo las recomendaciones sanitarias para conseguir reducir el número de casos, en un momento en el que las cifras en la zona continúan al alza".

Los cinco consistorios trabajan para crear un Centro de Coordinación Operativa Intermunicipal como órgano de coordinación de las actuaciones que deben desarrollarse en el núcleo poblacional, tanto en fase de preemergencia como de emergencia. El centro estará formado por los cinco alcaldes y alcaldesas, así como por las jefaturas de las respectivas policías locales y por el jefe del puesto principal de zona Alfafar-Catarroja de la Guardia Civil.