Un operativo por el que han pasado más de mil personas voluntarias, junto a una cincuentena de profesionales de diferentes cuerpos de seguridad, llevan desde el domingo por la mañana buscando a Joaquín Guiot Ledesma, el vecino de Aldaia enfermo de Alzheimer, que salió de su domicilio y no ha regresado.

Actualmente y, según fuentes municipales, la Policía Nacional es el cuerpo que dirige la investigación de la búsqueda, en la que han participado la Guardia Civil, la Policía Local de Aldaia, Cruz Roja, la unidad canina de Bomberos de València y Protección Civil.

Este miércoles, tras reunirse la alcaldía con la Policía, el consistorio comunica que se permite la continuidad de la búsqueda organizada y voluntaria con una serie de pautas para las labores de rastreo, "con la máxima prudencia teniendo en cuenta la pandemia".De este modo, preferentemente se aconsejan grupos de convivientes, distancia de seguridad y siempre durante las horas de luz solar.

Así, las personas voluntarias podrán revisar las diversas zonas urbanas, agrícolas y rurales del término municipal de Aldaia y de municipios colindantes como Quart de Poblet, Xirivella o Alaquàs, llegando incluso a abarcar puntos de València como la avenida del Cid o el Cabanyal. El radio de búsqueda ha ido cambiando en función de las indicaciones de la Policía Nacional.

"Hemos peinado el término municipal pero no se descarta que haya sitios por donde se tenga que volver a pasar", indican en el consistorio, en referencia a una búsqueda anterior de una anciana que desapareció y fue hallada varios días después dentro de una acequia por donde se había pasado en diversas ocasiones.

Por otra parte, el ayuntamiento ha procedido a la realización y reparto de más de 3.000 carteles con la imagen de Joaquín así como los datos de contacto de la familia. Los comercios de Aldaia tendrán copias para ampliar su reparto entre todas las zonas de Aldaia y la comarca.

Tres días de búsqueda

La mañana del pasado domingo, 8 de enero, fue el último momento que vieron a Joaquín. El hombre de 74 años, vecino de Aldaia y con Alzheimer, salió de casa en batín y no se ha vuelto a saber de él. Desde el primer momento el consistorio se puso al servicio de la familia, que realizó cartelería urgente y la noticia corrió por las redes sociales y medios de comunicación locales, extendiendo la preocupación por toda la comarca.