La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha instado a los responsables municipales de seguridad ciudadana de las 16 ciudades mayores de 50.000 habitantes que estarán perimetradas este fin de semana a "desplegar todos los efectivos disponibles" de sus respectivas Policías Locales para limitar la movilidad "de la mitad de la población de la Comunitat Valenciana" y doblegar así la curva de contagios de la covid-19. Cabe recordar que tanto Torrent como Paterna ya han diseñado sus operativos de control.

La consellera se ha reunido mediante videoconferencia con responsables de las Concejalías de Seguridad y mandos de la Policía Local de Alicante, Alcoi, Benidorm, Castelló, Elda, Elche, Gandia, Orihuela, Paterna, Petrer, Sagunt, Torrent, Torrevieja, Sant Vicent del Raspeig, València y Vila-real, para coordinar las actuaciones que se llevarán a cabo este fin de semana cuando entre en vigor la perimetración de estas ciudades, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Para Gabriela Bravo, el despliegue policial debe tener un "efecto disuasorio, pero no invasivo ni inquisitorio" entre la población que debe asumir que la situación de los hospitales "es crítica" y que esta medida "va en serio".

Por ello, ha recordado que es necesario que la máxima cantidad de efectivos policiales esté disponible este fin de semana "de la misma manera que lo han hecho los profesionales sanitarios porque esta medida está diseñada para salvar vidas".

"La situación es muy grave y solo ante situaciones como esta que estamos viviendo limitamos los derechos y libertades de la manera que estamos haciendo, porque de estas medidas al confinamiento, que tendría que aprobar el Gobierno central, queda ya muy poco", ha recalcado.

La consellera también ha recordado a los responsables municipales de seguridad ciudadana que las policías locales deben continuar con la labor "importantísima" de "pedagogía e información para llevar a cabo un servicio público no invasivo ni riguroso que es mucho más eficaz".