Los consistorios de las dos principales ciudades de l’Horta ya se han puesto manos a la obra para tramitar las ayudas que el Consell ha diseñado, dirigidas a la hostelería, dentro del plan «Resistir». A Torrent le corresponden 1,9 millone mientras que Paterna tiene asignados 2,9, en función de la actividad económica de cada uno de los dos municipios.

El concejal de Modernización y portavoz socialista de Torrent, Andrés Campos, explicó ayer que el consistorio ya está habilitando el crédito y que la convocatoria en la ciudad podría llegar a unas 400 actividades, según los epígrafes a los que se dirige el decreto, entre personas autónomas y microempresas, que podrían percibir unos 2.000 euros por actividad más un porcentaje por empleo. Campos elogió la gran cuantía del plan en el que colabora la Diputació.

En Paterna, el ayuntamiento está trabajando ya en la modificación de crédito de su presupuesto municipal para hacer efectivo el 15% del total que le corresponde aportar y que supondrá una inyección municipal de 329.000 euros a este plan autonómico de ayudas directas.

«El equipo de gobiern quiere que los negocios de Paterna más afectados por esta crisis económica puedan disponer cuanto antes de ayudas inmediatas que contribuyan a su recuperación, a la conservación de la ocupación y que mitiguen las consecuencias sociales que supone la paralización de un sector de actividad», indican fuentes municipales.

Además, se está reforzando el Servicio de Industria, Empresa y Universidad con más personal para agilizar la burocracia administrativa a la hora de tramitar estas ayudas.