Algunas razas caninas están técnicamente clasificadas como Perros Potencialmente Peligrosos (PPP). Pero la Sociedad Protectora de Animales de Burjassot (SPAB) prefiere denominar a los individuos de este grupo «Perros Potencialmente Preciosos». Prueba de ello es que además, el colectivo animalista acaba de lanzar la campaña de adopción «Pon un Perro Potencialmente Precioso en tu familia. Adopta un PPP. No te arrepentirás»

Ante el hecho de que «cada año son muchos los canes abandonados y gran parte de los mismos pertenece a los llamados PPP»” y que «estos, por lo general, tardan mucho más en encontrar un hogar tras sufrir el abandono», la SPAB invita a la ciudadanía a «romper los estigmas sobre esta raza» mediante la «adopción responsable» y «darles una oportunidad». Según la asociación, los PPP constituyen una «raza estupenda, preciosa» y «el único peligro que tienen es el de comerte a lametones». Huelga decir que los perros potencialmente «preciosos» que la Protectora de Animales ofrece en adopción –al igual que el resto de animales a su cuidado–, además de estar vacunados, desparasitados y esterilizados, cuentan con chip de identificación.