Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cara y cruz en la desescalada deportiva

Mientras las escuelas de deportes al aire libre celebran la vuelta a los entrenamientos, aunque con grandes cambios, por las fuertes restricciones, las disciplinas en cubierto siguen ideando técnicas para no desmotivar a su alumnado

La escuela de fútbol de Alaquás ha vuelto a los entrenamientos en grupos de cuatro. | L-EMV

La escuela de fútbol de Alaquás ha vuelto a los entrenamientos en grupos de cuatro. | L-EMV pilar olaya. Alaquàs

Con cierta resignación acompañada de una pequeña dosis de esperanza, las escuelas municipales y de los clubes l’Horta afrontan la desescalada deportiva que comenzó este 1 de marzo y que no afecta de igual forma a todas las disciplinas. Los grandes perjudicados son los deportes de interior, ya que la nueva normativa aprobada por el Consell solo permite los entrenamientos al aire libre en grupos de cuatro. Una norma que impide el regreso de alumnos y alumnas de disciplinas como la natación o el ajedrez y que obliga a modificar la rutina habitual de entrenamientos a otros deportes que sí son al aire libre como el fútbol, el tenis o la ‘pilota’. También se diferencia a los y las deportistas federados, a los que sí se les permite entrenar sin las nuevas restricciones, de los no federados.

«Con más o menos restricciones, los niños están encatados de volver a entrenar», asegura el coordinador deportivo de la escuela de fútbol de Alaquàs, gestionada por la Asociación de Futbolistas del Valencia CF, que también mantiene acuerdos con poblaciones como Torrent o Mislata. «En las categorías más inferiores, hemos establecido grupos de cuatro, lo que nos ha obligado a contar con más preparadores y apostar por un entrenamiento técnico y físico», explica Alberto Montes.

En la misma situación se encuentra el Club de Tenis Villa Carmen de Torrent, que ha tenido que tirar mano de más monitores. «Lo que queremos es que, mientras un grupo esté en pista, los otros no se queden parados y hacerles hacer ejercicio físico de forma controlada, por eso hemos contratado a más monitores», explica Toni Cuadrado, quien señala que «las competiciones autonómicas están paradas y los clube s tampoco queremos organizar ligas internas para evitar posibles contagios».

No se entienden tan bien la aplicación de las nuevas restricciones en un deporte sin contacto como es la ‘pilota’. El coordinador de las escuelas municipales, Ricardo Monsoriu, afirma que «hay ‘trinquets’ cubiertos donde no se puede entrenar cuando no hay contacto entre jugadores y los grupos son ya de por sí reducidos».

El club de baloncesto l’Horta de Godella, de moment,o celebra que sus jugadores federados hayan empezado a entrenar en pabellón cubierto, aunque ya tienen competición el 15 demarzo «y la puesta a punto va a ser difícil». Sin embargo, para los no federados, el club ha tenido que pedir ayuda al consistorio para poder usar los patios de los colegios. «Aún así hay algún grupo cuyos familias no han querido que empiecen a entrenar todavía porque tiene miedo», señala el presidente, Damián Grau.

Piscinas cerradas

Uno de los deportes más perjudicados es la natación. El club Sirenas de Catarroja está a la espera de que se le dé autorización para que, al menos, puedan entrenar aquellas personas que compiten en torneos nacionales. «Para el resto no hay nada que hacer. No se les está cobrando la cuota pero nosotros seguimos teniendo gastos fijos que estamos asumiendo como podemos», explica el presidente Antonio Solero, que hace días se sumó a la protesta convocada por los clubes de natacion frente al Palau de la Generalitat tras mantener el cierre de las piscinas.

Unas restricciones que si bien afectan en mayor o menor medida según la disciplina deportiva, los clubes de la comarca aceptan ante la crisis sanitaria, mientras buscan alternativas para que los niños y niñas «no apuesten por otro tipo de entretenimiento más sedentario y mantengan la ilusión de practicar deporte».

Apuesta por el ajedrez «on line»

El ajedrez, cuyas competiciones oficiales están paradas al no poder celebrarse, de momento a la espera del buen tiempo, al aire libre, ha encontrado «su salvación» en el modo «on line». «A diferencias de otros deportes, jugar al ajedrez de forma virtual es prácticamente igual que de forma presencial», señala el presidente del Club Ajedrez Andreu Paterna, Joaquín Ballester. De hecho, este experto apunta que el próximo sábado se hace una competición por equipos a nivel autonómico, promovido por el club Monteolivete, que ha logrado reunir a los mejores equipos. «El año pasado ganamos y vamos a volver a intentarlo», avanza.

Aunque la federación no da oficialidad a estos torneos «on line», a los clubes como el Andreu Paterna les permite seguir entrenando a gran nivel. «Los últimos seis sábados, desde la prohibición, hemos jugado torneos sociales, invitando a amigos de otros clubes», recuerda Ballester, para quien en la actualidad «de momento es una buena opción «porque ahora no hace buen tiempo para jugar al aire libre. «Y para jugar un torneo oficial en pabellón cubierto hay que ser prudentes y esperar a que el nivel de contagios baje», afirma el presidente del club Andreu Paterna, que el año pasado fue subcampeón de España y campeón autonómico, por cuarto año consecutivo.

Compartir el artículo

stats