El PP de Benetússer ha presentado al pleno municipal una propuesta de acuerdo en defensa y apoyo a los centros profesionales de actividad física y gimnasios. Reclaman que se declare la actividad física y el deporte como una «actividad esencial» enfatizando el contexto de pandemia actual.

Otra de las pretensiones es «garantizar a las personas que requieran una especial atención, por razón de la edad, capacidad física o psíquica, o patologías, que sigan recibiendo los servicios de ejercicio físico prestados por personal con cualificación necesaria; además de aprobar el tipo reducido del 10% del IVA para la adquisición de productos, equipos, actividades o servicios en el sector de la actividad física y el deporte».

Para los populares, tras las concentraciones y manifestaciones realizadas desde el sector –incluso después de haber anunciado la Generalitat sus previsiones de ayudas económicas– y después seguir prorrogándose sus cierres dentro de las restricciones del Botánic, es «innegable que como administración más próxima a los vecinos tenemos la obligación de exigir a quién corresponda».

Desde el sector defienden públicamente su valor social ya que la práctica regular de la actividad y ejercicio físico supone un beneficio enorme en todas las dimensiones de nuestra vida diaria, siendo sus efectos sobre la salud y el bienestar físico y mental los más atractivos, incluso con niveles de práctica reducida.

En la Comunitat Valenciana y según datos del Anuario de Estadísticas Deportivas del Ministerio de Cultura y Deporte hay un total de 375.619 deportistas federados pertenecientes a 6.239 clubes. Un 50% de la población afirma practicar deporte de forma regular semanalmente, de los cuales son más de 500.000 los usuarios de gimnasios y centros deportivos.

Tal y como recoge el texto propuesto la investigación ha demostrado que el ejercicio físico es un factor clave de promoción y prevención de la salud, de ahorro en costes socio-sanitarios y de activación social y económica.

De hecho, en nuestro país, el gasto anual previsto derivado de la inactividad física para el 2020 asciende a más de 1.803 millones de euros, y puede que el impacto del COVID-19, haga superar esa cifra en 508 millones de euros más, hasta alcanzar un total de 2.311 millones de euros, según el Estudio del Impacto del COVID-19 sobre el Ecosistema del Deporte Español elaborado por la Fundación España Activa, ADESP y el Consejo Superior de Deportes.

«En Benetússer, son diversos los centros especializados en la práctica deportiva que siguen afectados por las restricciones sanitarias. Restricciones que ponen en peligro su mantenimiento y vigencia en los próximos meses derivado de la falta de ingresos recurrentes, y la precariedad de las ayudas anunciadas», expone Laura Chulià portavoz popular.

Para Chulià «la más importante de las solicitudes marcadas en las instancias de la propuesta sería la de instar al Consell a la reapertura inmediata de las instalaciones deportivas con las condiciones sanitarias y de seguridad adecuadas, ya que dentro del motor económico y social de nuestro municipio, esta actividad es de las que mayores beneficios aporta a nuestros vecinos y vecinas».