Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Necesitábamos poder volver a salir"

La ciudadanía de Alfafar, Benetússer, Massanassa y Sedaví recupera los parques tras meses sin estos espacios públicos por las restricciones que impusieron los ayuntamientos y el cierre perimetral al aumentar la tasa de contagios de covid-19

"Necesitábamos poder volver a salir"

"Necesitábamos poder volver a salir"

Con la reapertura de parques, muchos vecinos y vecinas han vuelto a retomar las costumbres del día a día y que hasta hace poco no podían realizar. Localidades de l´Horta Sud como Alfafar, Benetússer y Sedaví han sufrido aún más el confinamiento debido a que sus consistorios extremaron las medidas, por encima de las impuestas por el Consell, ante el aumento importante de la incidencia acumulada de contagios por covid, además de que la Generalitat Valenciana impuso en estos cuatro municipios y en Llocnou de la Corona un cierre perimetral conjunto, previo al de las grandes ciudades de la comarca.

Dentro de este listado de medidas, se abogó por el cierre de parques. Tras reabrirlos, esta semana, vecinos y vecinas de las localidades afectadas han contado a Levante-EMV sus testimonios sobre la situación vivida durante el confinamiento, la extensión de las restricciones y la reapertura de los parques y bares.

«Necesitábamos poder volver a salir»

Vivencias del confinamiento

Ana María Moreno, vecina de Sedaví, narra a este diario que la situación de confinamiento la ha vivido mal, ya que no podía ver a familiares y amigos. Era su propio hijo quien se encargaba de llevarle «los alimentos y las medicinas», puesto que ella solo «bajaba a pasear al perro». En cuanto a la reapertura de parques, asegura que, no lo ha echado de menos ya que es «usuaria habitual» de la zona con su mascota.

A otros vecinos como Sergio García, sí que se les hizo pesado estar en casa. «Los días pasaban muy lento», reconoce. Él trabaja en mantenimiento en instalaciones deportivas y, debido a las restricciones, se vio obligado a quedarse en casa ya que las áreas estaban cerradas. «Han sido medidas excesivas ya que se hacía deporte al aire libre», critica. Ahora, con la reapertura de parques, puede volver a pasear por las zonas verdes con su madre. A su vez, está a la espera de volver a retomar la actividad deportiva y laboral.

«Necesitábamos poder volver a salir»

Victor Vázquez, vecino de Alfafar y estudiante de Máster de Asesoria Fiscal, recuerda que vivió los primeros meses de confinamiento, ya en 2020, con «incertidumbre» porque «las clases se suspendieron en Fallas y hasta después de Pascua no se retomaron». «Nos pilló a todos por sorpresa», afirma el joven estudiante. Preguntado por la reapertura de parques, asegura: «No me ha afectado ya que paseo muy poco, de pequeño lo frecuentaba más».

Amparo Sanchís, vecina de Benetússer, al tener nietos, sí que reconoce que le han afectado mucho los períodos de confinamiento. «Se me hacía raro no tener a nadie en ‘ca Amparín’, cuando antes siempre estaba lleno», explica. Gracias a la reapertura de parques , ha podido volver a ir con su nieto Adrián, después de clase, pero con muchas medidas. «Esto me ha dado vida», afirma esta vecina.

«Necesitábamos poder volver a salir»

A su vez, otras residentes en estos municipios, como es el caso de Patricia, de Alfafar, han agradecido mucho la reapertura de los parques. «Después de un día duro de trabajo, me relaja poder pasear un poco antes del toque de queda», expresa.

En la localidad de Sedaví, Juan Gómez afirma que el primer confinamiento le cogió por sorpresa en su pueblo natal, en Albacete, y allí se quedó hasta el verano. Después de tanto tiempo allí ,afirma que ahora se siente «encerrado con tantas restricciones». «En el pueblo se vivía muy diferente. Menos mal que, al menos, el parque vuelve a estar abierto para hablar con los amigos», manifiesta.

Sin embargo, Bárbara Clemente, vecina de Sedaví ,no se sintió incomoda durante el confinamiento, ya que le resultó fácil tener las clases grabadas y poder organizarse. «El lunes se volvió a las clases presenciales y se me hizo un poco raro vivir la normalidad antigua», revela.

En consecuencia, existen diversidad de opiniones entre los vecinos de las localidades afectadas pero la mayoría tiene en común las ganas de poder volver a salir y ,sobre todo, disfrutar con su familia y amigos.

«Necesitábamos poder volver a salir»

A su vez, otras residentes en estos municipios, como es el caso de Patricia, de Alfafar, han agradecido mucho la reapertura de los parques. «Después de un día duro de trabajo, me relaja poder pasear un poco antes del toque de queda», expresa.

En la localidad de Sedaví, Juan Gómez afirma que el primer confinamiento le cogió por sorpresa en su pueblo natal, en Albacete, y allí se quedó hasta el verano. Después de tanto tiempo allí ,afirma que ahora se siente «encerrado con tantas restricciones». «En el pueblo se vivía muy diferente. Menos mal que, al menos, el parque vuelve a estar abierto para hablar con los amigos», manifiesta.

Sin embargo, Bárbara Clemente, vecina de Sedaví ,no se sintió incomoda durante el confinamiento, ya que le resultó fácil tener las clases grabadas y poder organizarse. «El lunes se volvió a las clases presenciales y se me hizo un poco raro vivir la normalidad antigua», revela.

En consecuencia, existen diversidad de opiniones entre los vecinos de las localidades afectadas pero la mayoría tiene en común las ganas de poder volver a salir y ,sobre todo, disfrutar con su familia y amigos.

Compartir el artículo

stats