La Falla del Mar de Tavernes Blanques ha lanzado un SOS como la última baza para no desaparecer. Desde la comisión piden a los antiguos falleros y falleras que se han borrado a lo largo de los últimos años que vuelvan para arrimar el hombro, y a los que nunca lo han sido que se animen y prueben una nueva experiencia, todo con el objetivo de sacar adelante a esta falla cuya continuidad hoy por hoy es inviable, tras 23 años de vida. "Queremos hacer un llamamiento a todas esas personas, que han pertenecido a esta comisión o bien quieran pertenecer, a que se animen a apuntarse. Somos una comisión muy familiar, nunca hemos sido de ser mucha cantidad, pero si que hemos sido de bastante calidad, se ha visto reflejado en todos estos casi 23 años de historia y por ello no queremos echarlo todo a perder", refleja el comunicado publicado en las cuentas sociales de la Falla del Mar. .

Nerea Bayarri, que se ha quedado como capitana del barco, ya que la presidenta dimitió en diciembre y con ella se disolvió la directiva, explica que las bajas producidas durante este año tras la suspensión de las fallas, prácticamente el 50% del censo, es lo que ha provocado esta crisis. “Actualmente ha censados 38 falleros, cuando el año pasado éramos 75. De ellos, continuarán unos 20, y con esa cifra es inviable continuar, necesitamos al menos ser 50 o 60 para poder hacer frente a los gastos fijos como el alquiler del casal y los seguros”, explica.

Entre los que se han borrado destaca que fueran precisamente las falleras mayores y el presidente infantil del 2020, además de la presidenta. Por lo que en caso de poder mantener la falla el año que viene, necesitarían empezar de cero y volver a buscar a representantes. “Vamos a cerrar el ejercicio fallero el 31 de marzo. Después pediré permiso al ayuntamiento para poder hacer una especie de “Apuntà”, y depende de la gente que seamos ya decidiremos si es viable continuar. También sería importante saber sí va haber fallas y cuándo”, señala Nerea Bayarri quien dice que sí hay antiguos falleros que se han mostrado interesados en volver y también está recibiendo mensajes a través de Facebook de gente que ha visto el llamamiento de la Falla del Mar de Tavernes Blanques.