Las profesionales del diseño e implementación de las políticas de igualdad en nuestro país han unido sus fuerzas para reclamar a responsables de los Ministerios de Igualdad, Universidad y Trabajo la regulación y dignificación de la profesión así como medidas contundentes contra el intrusismo profesional imperante y la configuración de un sistema público de homologación de consultorías y de expertas.

Así, ante la proliferación de entidades no especializadas en materia de igualdad que certifican proyectos, la Asociación Profesional de Consultoría de Género (APCGénero) y la Federación Estatal de Agentes de Igualdad de Oportunidades (FEPAIO) han unificado sus demandas por primera vez y han programado para esta primavera un calendario de acciones reivindicativas y de visibilización que comenzó el pasado 8 de marzo con la publicación de un manifiesto para la gestión profesionalizada de las políticas de igualdad y con su próximo registro ante los ministerios competentes. Durante la primera semana desde la publicación en redes sociales del manifiesto, alcanzó las 1000 adhesiones entre las que se encuentran el sindicato UGT Pais Valencià o las Unidades de Igualdad de las Universidades de Castellón, València y Alicante.

Las reivindicaciones de FEPAIO y APCGénero, en representación de las profesionales en toda España que llevan trabajando desde hace 30 años en el desarrollo de un amplio campo de conocimiento teórico y práctico, constituyéndose en referentes para la definición y desarrollo de las políticas de igualdad, llevan resonando en los despachos de las diferentes administraciones desde hace años.

Buscan incluir en la agenda política del Gobierno sus peticiones para resolver un problema que devalúa el perfil de agentes de igualdad. “Estamos exigiendo el reconocimiento de la cualificación de profesionales y empresas especializadas en igualdad y que se vigile la competencia desleal. por parte de las grandes empresas multi-consultoría que precarizan el sector haciendo bajas temerarias en las licitaciones y distorsionan el mercado”, indicó la presidenta de FEPAIO, Ana Julián, que también ve con preocupación el hecho de que cada vez hay más agentes de igualdad trabajando en condiciones paupérrimas para consultoras que no les cotizan en seguridad social. Por su parte, la máxima responsable de APCGénero, Ana Fernández de Vega, hizo hincapié en la importancia de que “los poderes públicos realicen un seguimiento de las condiciones técnicas que son esenciales para conseguir la igualdad real entre mujeres y hombres en nuestra sociedad y que son la práctica de los mandatos contenidos en la Ley Orgánica 3/2007 para la Igualdad efectiva de mujeres y hombres, y los decretos posteriores que la completan, así como las orientaciones y directrices internacionales y de la Unión Europea”.

Ambas organizaciones esperan alcanzar gran volumen de adhesiones antes de verano y que los ministerios competentes en la materia adquieran un compromiso firme y decidido para resolver la situación.