La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Manises junto con el Parque Natural del Turia han colocado cuatro vallas metálicas para impedir el acceso de vehículos motorizados al tramo del río Turia de Manises y evitar así los vertidos ilegales que contaminan tanto el río y como su margen.

Con la colocación de estas barreras, se pretende paralizar los vertidos ilegales que continuamente aparecen a este paraje natural. Será casi imposible acceder con vehículos motorizados al borde del río. Sin embargo, el consistorio proporcionará próximamente unas llaves al vecindario de la zona para facilitarles el acceso.

Según palabras del concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Manises, Rafael Mercader «desde que entramos a gobernar en 2015 una de nuestras prioridades ha sido devolver al Turia su esplendor y recuperarlo para los vecinos y vecinas del municipio». «Manises siempre ha estado muy vinculado al río y desde esta concejalía queremos recuperar ese vinculo que siempre formó la naturaleza con la vida del municipio, con la instalación de estas barreras protegeremos el parque del incivismo de unos pocos que piensan que el rio es un vertedero», ha añadido el concejal.

Esta actuación es un paso más adelante para mantener el río limpio y en buenas condiciones que se suma a la limpieza que se está llevando a cabo en la actualidad y a la futura reparación de las pasarelas de madera que cruzan el río.