El Ayuntamiento de Albal ha ingresado ya la primera convocatoria de las ayudas del Plan Resistir que viene a aliviar la situación económica de 87 autónomos y establecimientos de hostelería, gimnasios y negocios relacionados con el turismo de la localidad. El consistorio hizo efectivo el abono de 186.821 euros. 

El alcalde Ramón Marí avanza que cuando la segunda parte de las ayudas paréntesis se hayan ingresado, Albal habrá destinado más de medio millón de euros en subvenciones directas «para paliar los devastadores efectos de la crisis por la pandemia».  

Dos negocios del municipio Burguer L’Horta y la Agencia de Viajes Albal Tours, han aplaudido la aportación «es un bálsamo para nuestros negocios». El propietario de Albal Tours, Javier León, asegura que «hubiera sido imposible subsistir por más tiempo, las agencias llevamos año y medio haciendo devoluciones de viajes contratados, sin tener ingresos». León espera que despegue el turismo nacional y reivindica que cuando ocurra «será seguro viajar». Por su parte, el gerente de Burguer L’Horta, Blas Lozano, afirma es un local de cenas, «ahora no podemos explotar este horario y está siendo muy duro». Aún así, el joven empresario ha sacado el lado positivo de la COVID-19 «porque ha unido al sector de la hostelería local y estamos sacando cosas muy positivas de esta situación». 

El Área de Comercio de Albal que impulsado un marketplace (comprarenalbal.es), una plataforma digital donde más de 40 comercios y la hostelería local venden ya sus productos. Albal ha destinado a este proyecto 23.000 euros, junto a la digitalización de cartas de hostelería, las campañas de difusión, packaging (embalaje) y delivery (entrega).