El Ayuntamiento de Mislata ha ampliado las instalaciones del Punto de Encuentro Familiar, con el objetivo de que albergue nuevos servicios y mayores prestaciones para la infancia de las familias usuarias. Además, las trasladó del la calle Maestro Palau a la plaza Vicentica la Serrana.

Por este motivo, la directora General de Infancia, Rosa Molero, acompañada del concejal de Bienestar Social, Ximo Moreno, junto con el edil de Vila-Real Álvaro Escorihuela, visitaron las nuevas instalaciones que tienen dos aulas amplias para realizar talleres con los y las menores, así como despachos para los distintos profesionales del servicio. La visita sirvió para poner como ejemplo estas nuevas dependencias para futuros puntos de encuentro en otros municipios.

«El ayuntamiento ha querido mejorar las condiciones en las que se encontraba el PEF, acondicionándolo a la situación actual de pandemia con espacios más amplios y convirtiendo sus instalaciones en referente para otros ayuntamientos», explicó Moreno.

Por su parte, la directora general Rosa Molero afirmó que «el trabajo que se realiza desde Servicios Sociales de Mislata es todo un referente a nivel autonómico; este servicio para proteger los derechos de la infancia es un claro ejemplo del compromiso del consistorio con las políticas sociales, como también así lo han demostrado durante los momentos más duros de la pandemia, estando siempre al lado de las personas más vulnerables».

El Puntos de Encuentro Familiar (PEF) es un servicio que presta la Conselleria de Políticas Inclusivas de atención profesional especializada para facilitar que niños, niñas y adolescentes mantengan relaciones con sus familias o personas allegadas en procesos de separación y divorcio.