“La principal arteria del centro histórico de Torrent necesita de reparaciones urgentes”; en estos términos se ha expresado el portavoz municipal de Compromís Pau Alabajos, quien ha aportado una serie de fotografías donde se observan graves irregularidades en su adoquinado.

Alabajos ha reclamado que hace falta un mayor control del tránsito pesado en la zona, porque es evidente que los turismos que cumplen con las especificaciones legales de carga no pueden provocar los desperfectos que actualmente existen en una gran parte del pavimento que rodea la Torre de Torrent.

Respecto a la Torre y su entorno, catalogado como BIC -bien de interés cultural-, desde Compromís se ha manifestado que hace falta una mayor vigilancia y puesta en valor de este monumento, el más emblemático de Torrent, mostrando su preocupación tanto por el peso que soportan las losas que lo rodean, provocado por los diferentes vehículos que lo transitan los días de mercado, como por las diferentes actividades de ocio que se desarrollan contra su fachada.

“En València nadie se cuestiona que la fachada o la puerta de la catedral pueda ser utilizada para jugar al fútbol o al frontenis, pero en Torrent parece que al gobierno local no le preocupe demasiado su estado de conservación, atendiendo a las actividades diarias no permitidas que sufre su estructura y al grado de protección que se le concedió”, ha declarado Alabajos.