Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Despega la rehabilitación y reforma de casas tradicionales en Torrent

El consistorio concedió 25 licencias en 2020 que requerían el permiso de la Conselleria de Cultura por intervenir en elementos patrimoniales

Vivienda que se rehabilita en el centro histórico de Torrent.

Vivienda que se rehabilita en el centro histórico de Torrent. L.Sena

En un momento en el que ni la construcción ni la venta de viviendas alcanzan los niveles de otras épocas, la reforma de inmuebles ya existentes es una solución más sostenible. En este sentido, en Torrent se ha producido un aumento de rehabilitación de casas tradicionales en los últimos años, tendencia que se va consolidando, en comparación con la paralización de anteriores legistaturas.

Fuentes del área de Urbanismo explican que, en los últimos dos ejercicios, la media anual es de al menos una veintena de actuaciones en casas históricas, en las que se plantean actuaciones en elementos esenciales, que requieren el permiso de la Conselleria de Cultura (licencias de intervención). Estas obras son las que afectan a la morfología de las fachadas, la estructura de las casas, las cubiertas y elementos de su tipología como las andanas de los corrales. Si bien las cifras son aún pequeñas en comparación con la cantidad de casas abandonadas en los barrios de la ciudad, apuntan a una tendencia creciente.

Construcción en el Barrio del Alter de Torrent.

De este modo, el Ayuntamiento de Torrent concedió en 2019 un total de 590 licencias de obras, de las que el grueso eran mejoras en viviendas y otras 44 se desarrollaron en locales. Asimismo, dentro de las actuaciones en las casas, las licencias de intervención concedidas fueron 19. También en el global hay algunas que afectan a casas patrimoniales pero no aparecen desglosadas por no requerir autorización autonómica.

Respecto a 2020, primer ejercicio de la pandemia, las licencias de obras para viviendas en Torrent, otorgadas por el consistorio, fueron 493, algunas menos que en 2019, básicamente debido al parón de marzo y abril, por el estado de alarma. Las que se tramitaron por medio de declaraciones responsables, por ser reformas menores, fueron 457 y las autorizaciones para obra mayor, 11. Las licencias de intervención en casas patrimoniales se elevaron a 25, un aumento a pesar de la crisis sanitaria. Las actuaciones en locales también crecieron hasta situarse en 50.

Vivienda que se está construyendo en el barrio del Alter de Torrent. L.Sena

Y en el primer trimestre de 2021, se han concedido ya 113 licencias de obras (111 declaraciones responsables, una obra mayor y otra de intervención) y se ha pedido permiso para 20 actuaciones en locales comerciales.

Planes en los barrios

La concejala de Urbanismo, Inma Amat, valora que el ritmo de reformas en Torrent es «bueno y estable» ya que el descenso en 2020 no es demasiado significativo si tenemos en cuenta la pandemia y además «aumentaron los permisos para reformar locales comerciales, posiblemente al aprovechar el parón» y a causa de la apertura de nuevas actividades.

Respecto a las actuaciones en inmuebles tradicionales, Amat defiende que ha habido un aumento, que se mantiene constante. La ausencia de un catálogo de inmuebles protegidos aprobado y en vigor provoca que la conselleria tenga que revisar muchos de los expedientes, lo que supone un importante retraso. Y eso frenaba, hasta ahora, las obras. «Pero los vecinos se han dado cuenta de que es posible reformarlas viviendas históricas, siguiendo unas normas, y además la conselleria ha transferido más competencias al ayuntamiento que agilizan la tramitación», explica la concejala. Sobre este asunto, la edila indica que en breve saldrá a exposición pública el catálogo de edificios protegidos de la ciudad.

Amat también valora que los diversos planes de mejora urbana en barrios como en el centro histórico y el Alter están contribuyendo, asimismo, a revitalizar zonas y aumentar las reformas.

Alhambra se vende y el Casino sigue cerrado

Edificio Alhambra de Torrent, en venta.

Dos de los inmuebles más valiosos del centro histórico de Torrent son el Casino y el edificio Alhambra, ambos de principios del siglo XX. El segundo ha tenido diversos usos y, en la actualidad, está cerrado y se ofrece en venta. Por su parte, el Casino fue adquirido hace más de una década por un constructor torrentino, tras años de abandono cuando se acabó la actividad de bar y sede asociativa, que lo rehabilitó de forma integral. Aunque se barajaron usos como el de un restaurante, la crisis económica de 2008 obligó al dueño a venderlo a un empresario de la capital, quien lo mantiene cerrado desde entonces.

Compartir el artículo

stats