30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una comarca que pedalea

L’Horta tiene 33 clubes de ciclismo federados de los 352 que hay en la Comunitat Valenciana

Las peñas ciclistas de Alboraia, Alaquàs y Picanya en sus actividades, respectivamente. | L-EMV

Las peñas ciclistas de Alboraia, Alaquàs y Picanya en sus actividades, respectivamente. | L-EMV

Cada vez son más las personas que se aficionan al mundo de las dos ruedas, un ámbito en el que se disfruta del deporte, del compañerismo y sobre todo de la naturaleza, sin emisiones de CO2, ya que el único motor es el corazón.

Actualmente, la Comunitat Valenciana cuenta con un gran número de aficionados y aficiondas al ciclismo tanto federados como no federados. Dentro de la Federación de Cicilismo de la Comunitat Valenciana, a día de hoy, se contabiliza un total de 352 clubes que cuentan con 7.300 personas asociadas que practican este deporte cada fin de semana. Solo la comarca de l’Horta copa un 10% del total con 33.

Poblaciones como Picanya, Alaquàs y Alboraia, entre otros municipios de l’Horta, comparten la afición por salir a pedalear cada fin de semana. Levante-EMV ha testado la opinión de estos colectivos para saber qué significa formar parte de una asociación ciclista.

En Picanya, su presidente José Gómez, recuerda la historia de estea entidad que está a punto de cumplir su 25 aniversario. El Club Ciclista de Picanya se fundó en el año 1998 y en la actualidad cuenta con 82 socios de lugares muy distintos como Nueva Zelanda, Bulgaria, Italia e incluso Nepál.

Las actividades que realizan cada semana son principalmente salidas los sábados y domingos con rutas en torno a las comarcas cercanas. También realizan los típicos almuerzos, además de comidas y cenas.

A su vez, dado que la población está hermanada con la localidad francesa de Panazol, a unos 1000 km de distancia, el club ha llevado a cabo varios viajes en bici desde Picanya allí, además de realizar otros 1000km más que separan esta ciudad del país vecino con el municipio alemana de Markt Erlbach. En total, fueron 2000km en 10 días.

Además, en su web tienen colgadas las etapas que van a llevar a cabo cada fin de semana, «en nuestro calendario vamos de menos a más, comenzamos en septiembre realizando pocos kilómetros y acabamos con etapas bastante duras de más de 100km»remarca José Gómez.

Rutas en Alaquàs

Otro de los colectivos muy activo es el club ciclista de Alaquàs, fundado en el año 1983 y que a día de hoy cuenta con unos 80 socios. Su presidente, Salva Ballesteros, cuenta que la actividad principal es la realización de rutas los domingos de entre 80 a 115 km. «También hay compañeros que hacen 170km y 2.600 metros de desnivel acumulado», destaca Ballesteros.

Por otra parte, se premia a los mejores en la regularidad de las etapas en una comida de hermandad todos los años. También se hace una prueba entre los socios conocida como ‘Cronoescalada y Crono Llana’. «Es un deporte que exige lo mejor de nosotros mismos», además de crear un vínculo entre los compañeros «que dura toda la vida» explica el presidente.

Cicloturismo en Alboraia

En l’Horta Nord, un de los colectivos de referencia es la peña ciclista de Alboraia, que preside Sergio Cabo. Este club fue fundado en 1985 y en la actualidad cuenta con 60 socios.

La agrupación realiza salidas por la provincia de València y Castellón los sábados y domingos. También efectúa desplazamientos en autobús a otras localidades de la Comunitat Valenciana y Aragón. «Hacemos lo que se conoce como cicloturismo», afirma Sergio Cabo.

Debido a la situación sanitaria, las actividades conocidas como ‘oficiales’ se han dejado de realizar. «Antes salíamos todos juntos, ahora salimos en grupos de no más de seis personas pero seguimos saliendo», destaca Sergio Cabo.

Los distintos clubes de la Comunitat Valenciana se quejan de los peligros a los que se exponen cada vez que cogen su bicicleta.

El presidente del club ciclista de Alaquàs hace un llamamiento a las autoridades pertinentes para que se respete a los y las ciclistas cada vez que estos salgan a la carretera. «Es fundamental entendernos y respetarnos para evitar la pérdida de vidas humanas», recalca el dirigente

La DGT insta a los vehículos a motor a que sigan ciertos pasos a la hora de realizar un adelantamiento. Lo primero es dejar una separación lateral no inferior a 1,5 metros. Lo segundo, rebasar la línea continua aunque, para ello, haya que ocupar la parte de la calzada reservada al sentido contrario, tras haberse cerciorado de que se puede realizar la maniobra sin peligro. En tercer lugar, queda expresamente prohibido adelantar poniendo en peligro o entorpeciendo a ciclistas que circulen en sentido contrario (aunque vayan por el arcén). Y por último, reducir la velocidad en al menos 20 km/h por debajo del límite genérico de la carretera en la que se realiza la maniobra de adelantamiento. Con esto, se pretende enseñar que la carretera es de todos.

«Los coches deben de concienciarse al ver a una persona en bicicleta»

«Es fundamental entendernos y respetarnos para evitar pérdidas humanas»

rafa dasí. torrent

Compartir el artículo

stats