Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Es Salud Pública la que debe decidir si se hacen fiestas este verano en l’Horta Sud»

Los agentes festivos respetan el anuncio realizado por la Mancomunitat pero consideran que no es momento de cancelar sino de levantar el pie del freno con prudencia y reformular los actos para evitar la ruina de ciertos sectores

Imagen del festival Rockejat que se celebraba dentro de las fiestas de Torrent en julio.  | A. T.

Imagen del festival Rockejat que se celebraba dentro de las fiestas de Torrent en julio. | A. T.

En un momento en que la Conselleria de Sanidad ha dado luz verde a la celebración de las Fallas, a partir de septiembre, tras la mejora en la incidencia del Coronavirus arropada por el avance en la vacunación, ha sentado como un jarro de agua fría entre los agentes festivos el anuncio realizado por la Mancomunitat de l’Horta Sud, de suspender las fiestas patronales al uso este verano en la veintena de municipios que engloba.

«Respetamos la decisión, pero la consideramos precipitada. No entendemos por qué la toman ahora cuando estamos en una mesa de diálogo con Sanidad para ver cómo se produce la desescalada en el sector del ocio. Es Salud Pública quien debe decidir si se hacen fiestas o no, y adaptarse a la situación epidemiológica », explica el presidente de la Federación Valenciana de Ocio y Turismo (Fotur) Víctor Pérez.

«¿Qué hacemos con las orquestas, los DJ’s las bandas de música, la pirotecnia? Consideramos que hay que ir soltando el pie del freno con prudencia. El formato original no volverá pero si hacer actividades en base a los datos epidemiológicos y lo que marque Sanidad. No es momento de cancelarlas, sino de avanzar y programar», añade Pérez.

Mientras la Asociación de Pirotécnia de la Comunidad Valenciana (Pirova)l va a reunirse en las próximas horas para ver como afronta el anuncio de la Mancomunitat de l’Horta Sud, desde la Federación de Sociedades Musicales de l’Horta Sudafirman que el suspenso de las fiestas les afecta en dos sentidos. «En el económico, porque las fiestas son la principal fuente de ingresos extra que tenemos las sociedades musicales para mantener los gastos básicos, como reparación de instrumentos, electricidad, etc.», señala el presidente comarcal Vicente Lluna, quien añade que también les afecta en lo social. «Indirectamente también nos afecta a nivel de grupo, de cohesión dentro de la propia banda. Tener todas estas actividades implica el compromiso de la gente de ir ensayar, si no hay un concierto, un pasacalles, la gente se desanima», critica.

Precisamente esta noticia llega tras ser declaradas las Sociedades Musicales de la Comunitat como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial. «Que no se quede en un simple reconocimiento, sino en una herramienta para mejorar y luchar por el sector», sentencia.

«Sí habrá moros y cristianos»

Otro de los colectivos más afectados es el de Moros y Cristianos, que ve como otro verano más puede quedarse sin actividad en l’Horta Sud. Sin embargo, Jesús Alcolea, presidente de la Mancomunitat Festera de Moros i Cristians (Mafemic) ,asegura que están hablando con los diferentes municipios para reformular los actos. «Es verdad que es inviable hacer una Entrada por el público que acude a verla, pero ¿por qué no hacer las Embajadas en un sitio cerrado y controlando el aforo? ¿Por qué no hacer una trabucada controlada?. Claro que se puede y estamos dialogando con los ayuntamientos», concluye.

Compartir el artículo

stats