Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pueblos destinaron 8 millones a las últimas fiestas patronales

Los ayuntamientos derivaron la inversión prevista en 2020 a luchar contra la pandemia

Mascletà organizada en honor al patrón de Mislata. | A.M.

Mascletà organizada en honor al patrón de Mislata. | A.M.

Casi 8 millones de euros. Concretamente 7.914.414 euros. Es la cifra presupuestada para fiestas por los 43 municipios de l’Horta en 2019, el último ejercicio en el que pudieron celebrarse los festejos con normalidad. La inversión supone una media de alrededor de 10,4 euros por vecino.

Por segundo año consecutivo, los municipios de la comarca van a tener que prescindir de la celebración de sus fiestas patronales, al menos en el formato conocido antes de la pandemia. Así se decidió en la Mancomunitat de l’Horta Sud el pasado lunes, aunque tras el anuncio ha habido voces discrepantes de dirigentes municipales, como Jesús Ros (Torrent) o Toni Saura (Alaquàs) que han matizado que sí habrá festejos, aunque también han admitido que los grandes actos que congregan a centenares de personas están descartados.

Y es que el sector festivo patronal mueve una considerable partida económica, ya sea de manera directa con la asignación municipal, como indirecta, con las celebraciones que organizan y costean asociaciones, clavarías o peñas, al margen o en colaboración con los ayuntamientos.

De forma que en 2019, los ayuntamientos presupuestaron para dicho ejercicio casi ocho millones de euros para la celebración de fiestas patronales. Así lo refleja el portal estadístico de Europa Press, en base a las cifras recogidas del Ministerio de Hacienda correspondientes a las liquidaciones presupuestarias de las localidades. Cabe puntualizar que algunos municipios no aportaron la asignación de 2019 y Hacienda publica las de 2018.

Lógicamente, Torrent y Paterna son los que mayor inversión realizaron en sus festejos patronales. La capital del l’Horta Sud destinó unos 640.000 euros para más de diez días de fiestas en honor de Abdó i Senen. Por su parte, la Villa invirtió 654.000 euros, según Hacienda, en las fiestas de la segunda quincena de agosto y que tienen en la gran Cordà su principal reclamo.

En el ejercicio 2020, salvo contadas excepciones, los municipios diseñaron un plan similar, también en cifras, para las fiestas patronales que celebran, principalmente entre junio y septiembre. Nada hacía presagiar cuando se confeccionaron las cuentas y se aprobaron por pleno, los que lo hicieron, que una pandemia iba a obligar a cancelar cualquier acto. Los ayuntamientos, sin festejos que disfrutar, destinaron todos esas partidas a luchar contra la pandemia ya fuera en aumentar los trabajos de limpieza, servicios sociales o planes de rescate económicos para los sectores más afectados por la crisis derivada por el coronavirus.

Paiporta: de las fiestas a limpieza, ayuda social y comercio

La pandemia obligó a actuar de urgencia y la partida de fiestas, suspendidas por las restricciones sanitarias, fue casi la primera de la que echaron mano los consistorio. En Paiporta, la alcaldesa Isabel Martín, explica destinaron el presupuesto de las fiestas «a atender la emergencia social derivada de los efectos económicos de los confinamientos y las medidas de seguridad sanitaria. Así, a través de esta y otras modificaciones de crédito, llegamos a multiplicar por tres el capítulo de prestaciones sociales, a aumentar en 214.000 euros la partida para limpieza, o a reservar 350.000 euros para ayudas directas al comercio local».

Compartir el artículo

stats