Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Noche de hamburguesas, expulsiones y tecnología de la NASA en el pleno de Albalat

El PP denuncia que la sesión no se acabó por «un picnic» del gobierno

Momento en el que es expulsado el portavoz del PP. | A. A.

Momento en el que es expulsado el portavoz del PP. | A. A.

Cuatro horas y media no fueron suficientes para debatir los seis puntos del día y las nueve mociones presentadas por los grupos políticos en Albalat dels Sorells, en un pleno donde se mezclaron las hamburguesas y papas, con la tecnología de la NASA aplicada en la desinfección Covid y acabó con la expulsión del portavoz del Partido Popular, José Rafael Tamarit.

Albalat, con apenas 4.000 habitantes, está gobernado conjuntamente por Compromís y PSPV y sus enfrentamientos políticos con los cuatro ediles del PP son ya una tónica en los plenos que se realizan cada dos meses. Pero en este último se dio un paso más.

Así, los populares lamentan que se tuviera que hacer un receso de 20 minutos justo en el ecuador del pleno (cuando se llevaban dos horas y media de sesión), para que el equipo de gobierno se montara un «picnic». «Sobre las 22 horas el alcalde indicó que había un descanso y en ese momento sacaron bolsas con hamburguesas, papas y coca-colas, curiosamente todos los concejales del PSOE y Compromís», señalan. Los populares afirman que se quedaron «atónitos, desconcertados» con la situación. «Tenemos un pleno cada dos meses y siempre vamos apurados de tiempo, y este pleno empezó a las 19:30 horas, pero no puede pasar de la medianoche, ya que según el ROM se tiene que suspender. Como nuestras mociones son el último punto de la sesión, en todos los plenos hacen descansos, pero en el de este miércoles ya ha sido de libro: hicieron hasta tres recesiones y, el más largo el de la cena», critican.

Los populares denuncian también que el alcalde, hace numerosas intervenciones «además de las que hace la portavoz», sin límite de tiempo, cuando se impone al resto «una intervención de cinco minutos y una segunda de dos minutos». «Ahora, estas mociones tendrán que esperar al siguiente pleno, de aquí a dos meses, Muchas dejarán de tener validez, pero otras no dará tiempo porque se acumularán y el equipo de gobierno continuará con su estrategia caciquil», se quejan.

Precisamente, fue una moción planteada por el PP sobre la aplicación de nanotecnología desarrollada por la NASA para la desinfección de los parques de la localidad lo que motivó la expulsión de Tamarit. Después de que el gobierno rechazase la moción, el popular aseguró que «se banalizaba la muerte de numerosos vecinos por la Covid-19 solo por el desconocimiento de las nuevas tecnologías». «No voy a permitir que diga que en este gobierno se banaliza con la muerte de muchas personas después de no votar a favor de una moción para liberar las patentes de las vacunas que salvarían muchas vidas», replicó el alcalde, Nicolau Claramunt. Una afirmación que provocó las continuas contestaciones de Tamarit que acabó siendo expulsado tras ser llamado al orden hasta tres veces por incumplir el turno de palabra.

«Boicotean los plenos»

En cuanto al picnic, Claramunt asegura que se hizo un pequeño descanso de 15 minutos para cenar, y que los plenos se alargan «porque el PP se dedica a boicotearlos con un gran número de mociones que no afectan al funcionamiento del pueblo, sino a otras instancias, para alargarlo».

Compartir el artículo

stats