Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Control de aforo playero a vista de dron en El Puig

La temporada estival arranca este sábado con el servicio de socorrismo

El dron que sobrevuela las playas del Puig durante los fines de semana. | L-EMV

El dron que sobrevuela las playas del Puig durante los fines de semana. | L-EMV

El Puig de Santa Maria iza este fin de semana la bandera de comienzo de la temporada estival, que se prolongará hasta la mitad de septiembre. Pese a la mejoría de los datos sanitarios, el municipio implantará el mismo dispositivo de vigilancia del pasado año, repitiendo el uso de un dron para controlar los aforos durante los fines de semana y evitar que sus arenales se masifiquen.

El Puig cuenta con cinco playas, tanto de arena como de roca, repartidas en más de cuatro kilómetros de frente litoral. Sus arenales lucen los galardones de Qualitur y Aenor.

Manuel Soto, concejal de Playas, Turismo y Medio Ambiente, explica que el servicio de socorristas comienza este sábado durante los fines de semana y todos los días, desde el 24 de junio, festividad de San Juan. En cuanto al mobiliario, su instalación lleva algo más de retraso y no comenzará el montaje de pasarelas y demás hasta la próxima semana, debido las tareas de poda que ahora está ejecutando la brigada municipal en otras zonas del Puig.

Si bien es cierto que la situación sanitaria en la C. Valenciana es bastante mejor que hace un año, con el agravante del proceso de vacunación, el Ayuntamiento del Puig no quiere lanzar las campanas el vuelo y repetirá el mismo dispositivo de vigilancia de 2020. Eso incluye el uso de un dron para controlar los aforos de sus playas durante los fines de semana. La aeronave telerigida está progradama para recorrer la superficie comprendida entre los lindes con la Pobla de Farnals y Puçol. «El dron realiza batidas de los cuatro kilómetros para ver en directo todo lo que está ocurriendo en nuestras playas. En caso de emergencia o de masificación se avisa inmediatamente la Policía Local, los socorristas y a los voluntarios del plan de la Generalitatat para clausurar la playa que supere el aforo y desviar a los usuarios a otros playas con menos afluencia», explica el regidor.

Manuel Soto explica que esta es la mejor manera de poder controlar las playas. «Los cuatro kilómetros de costa tienen decenas de accesos y es imposible el control de todos. Con el dron nos garantizamos una panorámica del estado de cada playa en vivo. Además, el aparato está conectado con la central de Policía», indica el edil.

Por otra parte, la mejoría sanitaria sí permitirá recuperar las dos o tres jornadas de cine de verano que se programaban en la playa antes de la pandemia. «Esa actividad si está prevista que regrese», explica Soto. También tiene intención de que continuen las actuaciones de Julio Musical, repartidas por diferentes puntos del municipio, aunque la inclusión de las playas como sede de conciertos, tal como ha sucedido en años anteriores, está prácticamente descartada y solo se ubicarán en el casco urbano.

Compartir el artículo

stats