Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quejas en la Patacona por las molestias de una cancha

Residentes piden al consistorio que retire las porteríaS de una zona deportiva para evitar partidos entre adultos a horas intempestivas

Un grupo de chicos en la pista deportiva | L-EMV

Un grupo de chicos en la pista deportiva | L-EMV

Un grupo de vecinos de la Patacona ha trasladado al Ayuntamiento de Alboraia sus quejas por las molestias que ocasiona un campo de fútbol situado en una plaza pública.

Según explica Juan Fernández, residente e integrante de la asociación de vecinos, hace un par de años el consistorio instaló un minicampo de fútbol de césped artificial en la plaza situada, entre los paseos de Calderona y Serra d’Espadà. En realidad, según recuerda, «los vecinos reclamábamos más juegos infantiles, como columpios y toboganes, pero no una pista con dos porterías».

El problema es que los edificios que bordean dicha cancha tienen que soportar los «partidos de adultos y no de niños» y aunque admiten que existe un cartel que fija el horario de uso - de 9 a 9 con dos horas de descanso durante la comida y con preferencia para menores de 12 años- «desde el primer momento ha habido peticiones al alcalde para que retire esas porterías debido a las molestias que causa. Ese horario no se cumple de hecho hay imágenes de gente adulta pegando balonazos a las 8 de la mañana y a las 2 de la madrugada con pequeños descansos para botellón. Tampoco nos libramos de algún que otro pelotazo», denuncia.

Por su parte, el alcalde Miguel Chavarría admite las quejas pero atribuye la situación a las «normas de convivencia. Si existe un cartel de uso y horario debería respetarse por el bien de todos».

En este sentido, el consistorio se plantea cerrar el recinto para evitar su uso fuera del horario o bien retirar las porterías «para que aquello no sea un campo de fútbol como tal, sino una zona de césped donde puedan jugar los niños tranquilamente o los padres con los hijos de manera sosegada», dice el alcalde Miguel Chavarría.

Compartir el artículo

stats