Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos de Rocafort claman contra la plaga de cucarachas

Exigen al ayuntamiento que fumigue y vele por la salud residencial

Vecinos de Rocafort claman contra la plaga de cucarachas

Repugnancia e indignación. Es lo que siente un grupo de vecinos de Rocafort cada año con la llegada de la primavera, al proliferar en sus viviendas plagas de insectos, sobre todo de cucarachas. Estos residentes reclaman al consistorio que tome medidas y fumigue, y apuntan a un colector de agua mal sellado como el foco de proliferación de todo tipo de bichos, que se repite.

 Según explica uno de los residentes de la calle Aurons, desde hace una década los vecinos de la zona “estamos sufriendo la plaga de cucarachas y bichos, debido al mal estado de conservación, limpieza y mantenimiento de las calles de la población, siendo consciente la dejadez de la administración”.  

Los propietarios de las viviendas de este área residencia de Rocafort explican que la plaga de cucarachas que cada año invade la calle, provoca que los insectos se cuelen en las viviendas a través de «los rebosaderos de los baños, lavabos, fregaderos, duchas… y permanecen en las estancias hasta que son detectados y tratados con los medios que cada vecino dispone». Los residentes denuncian que esta situación genera «efectos psicológicos y de repugnancia, al convivir con estos insectos en cualquier parte de la vivienda, influyendo que no se disponga de tranquilidad ni serenidad. Hemos visto crías de cucarachas correteando por la bañera o un ejemplar adulto escalando por la puerta de la entrada de la casa. Es asqueroso», afirma.

Pero no solo es una cuestión psicológica. Los vecinos alertan que la presencia de cucarachas causa un «estado de insalubridad» en el propio municipio, «traduciéndose en la aparición de daños sanitarios, económicos y psicológicos en la población, sacando a la luz las deficiencias de limpieza en el pueblo, así como la falta de mantenimiento y dejadez del ayuntamiento, que tiene la obligación de preservar y garantizar la salud de sus ciudadanos».

Cucaracha en el interior de una vivienda en Rocafort

Cucaracha en el interior de una vivienda en Rocafort

 Los residentes de la calle Aurons apuntan a un viejo colector de agua potable mal sellado como el foco que provoca la proliferación de plagas, que aumenta con la llegada del buen tiempo. Algunos de ellos costean de su propio bolsillo un proceso de desparasitación cada año y aún así detectan la presencia de insectos en sus inmuebles.    Por ello, reclaman al Ayuntamiento de Rocafort que lleve a cabo una campaña de desratización y desinsectación en las calles de la población “ a la mayor brevedad posible y poniendo todos los medios necesarios para la eliminación de estos insectos, e informando a los vecinos de las medidas que se tomarán para la eliminación de esta plaga”.

Refuerzo el pasado viernes

Por su parte, Rosario Marco, concejala de Medio Ambiente, explica que hace una semana se realizó un desinfección de imbornales y alcantarillado del municipio y el viernes (tras la queja vecinal) un refuerzo en la calle Aurons. «Incluso la concesionaria de aguas introdujo una cámara para comprobar que el foco estaba en el citado colector pero esa posibilidad se ha descartado y ahora estamos buscando otros puntos», señala Marco, que reconoce que Aurons en una «zona conflictiva de cucarachas».

Compartir el artículo

stats