El Pleno del Consell ha autorizado a Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) a suscribir un convenio con el Ayuntamiento de Massamagrell, en el que se establecen las condiciones a partir de las que el consistorio podrá aplicar ventajas sociales para fomentar la movilidad sostenible y el transporte público. Este medida permitirá a los pensionistas volver a utilizar el bonometro. A principios de mayo, Compromís per Massamagrell denuncio que los mayores no iban a poder utilizar el bonometro al caducar el convenio entre ayuntamiento en abril y no haberse renovado.

La colaboración suscrita es resultado del nuevo modelo tipo de convenio de FGV dirigido a los ayuntamientos, con la finalidad de que se les puede aplicar a determinados colectivos, con condiciones sociales específicas, reducciones distintas de las establecidas con carácter general en las tarifas y favorecer sus opciones de movilidad.

La tarifa de aplicación para los títulos incluidos en estos convenios se corresponde con aquella que resulte económicamente más ventajosa, de entre las existentes en FGV para la red de Metrovalencia, en función del colectivo social al que vaya destinado el título, ya sean personas mayores, jóvenes, personas con discapacidad o familias numerosas o monoparentales.

En la actualidad, FGV tiene suscritos convenios con distintos ayuntamientos que se deberán revisar a la finalización de los plazos establecidos, tal y como se recoge en la regulación tarifaria de referencia, a fin de adaptarlos a la nueva normativa en vigor.