Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Me obligan a devolver una beca por no ir a clase para cuidar a mi madre"

Educación exige a una estudiante de un grado superior de FP de Xirivella pagar 2.645 € pese a que luego retomó y acabó los estudios becados

"Me obligan a devolver una beca por no ir a clase para cuidar a mi madre"

"Me obligan a devolver una beca por no ir a clase para cuidar a mi madre"

Tras acabar un grado medio de gestión administrativa en el IES Ramón Muntaner de Xirivella, Verónica Moreno decidió cursar en el mismo centro el grado superior de Administración y Finanzas, de dos años de duración. Se inscribió para el curso 2016-17, y recibió una beca de la Conselleria de Educación de 2.290,89 euros para cursar sus estudios.

Sin embargo, nada más comenzar el curso, el 10 de septiembre, la madre de Verónica fue hospitalizada con una grave enfermedad pulmonar. «Tenía que estar todos los días en el hospital además de trabajar todas las tardes de lunes a viernes así que hablé con el instituto para darme de baja», explica. Pero, tras comentar su caso con mi centro de estudios I.E.S Ramón Muntaner, explica que se le recomendó «renunciar a las convocatorias, para no causar baja y conservar la plaza al curso siguiente». Y así lo hizo. Verónica Moreno el 9 de noviembre de 2016 pidió la renuncia y, cinco días después, se le concedió por obligaciones familiares, tras entregar en Secretaría, una copia de todos los documentos relacionados con la enfermedad de su madre que le obligaba estar hospitalizada.

La madre de Verónica recibió la incapacidad absoluta por su dolencia crónica por lo que ella decidió retomar sus estudios durante el curso 2017-18, terminando en verano de 2019 el grado superior de Formación Profesional con excelentes notas, incluso obteniendo con uno de sus trabajos el primer premio en un concurso de la Universidad de Económicas de València.

Sin embargo, la alegría no duró mucho porque al poco le llegó una nota de la conselleria exigiéndole el reintegro de la beca de 2.290.89 euros. La causa que justificaba Educación era el no haber asistido al 80% de las clases en el curso 2016-17 como marca la normativa por la que se rige la concesión de este tipo de ayudas.

Ante esa notificación, Verónica Moreno presentó alegaciones ante Conselleria de Educación, explicando que renunció a las convocatorias por cargas familiares, como así le indicaron desde el centro de estudios, y además se esgrimió el Art. 38 a) y 41.2 de 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones (BOE 18 de noviembre) que cita que los beneficiarios de las becas «quedan obligados a destinar la beca a la finalidad para la que se concede, entendiéndose por tal la matriculación, asistencia a clase y superación de asignaturas o de créditos». «Algo que yo he hecho. El dinero de la beca lo ha usado para terminar mis estudios y mi ausencia se debe a la obligación de cuidar de mi madre; tiene una causa justificada», afirma.

Junto al escrito de las alegaciones, la damnificada presentó el documento que acreditaba la enfermedad de su madre para justificar las faltas, la renuncia a las convocatorias de 2016-17 por obligaciones familiares, la matriculación del curso 2017-2018 y 2018-2019 así como el certificado académico oficial de Administración y Finanzas de grado superior, que demuestra que ha cursado y terminado sus estudios becados.

«No puedo pagar»

No le ve así Educación, que ha desestimado las alegaciones por el mismo motivo, «el incumplimiento del 80% de las horas lectivas durante el curso 2016-17» dando la opción de pagar los 2.290,89 euros más 354,61 euros por los intereses de demora ( 2.645 € en total) o de presentar un recurso contencioso administrativo ante el Juzgado. «Y es lo que voy a hacer. He pedido consulta con un abogado de oficio porque no puedo pagar los 2.600 euros. Estoy en paro desde febrero de 2020 y tendo una niña de 7 meses», concluye.

Compartir el artículo

stats