Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Melodías e historias de la guerra nutren el Festival dels Horts de Picanya

El director, Antonio Galera, agrade el amplio respaldo del público en una edición con la escritora Elvira Lindo como protagonista

Vista general de Villa Rosita en uno de los conciertos.

Vista general de Villa Rosita en uno de los conciertos. FdH

Con la historia de Manuel, un niño que en plena guerra civil es enviado a Madrid a vivir con su tía soltera y descubre el horror y la soledad, y el cuplé «La Violetera», culminaba la presente edición del «Festival dels Horts» de Picanya, una iniciativa cultural y vivencial que organiza la Societat Filharmònica de Picanya con el pianista Antonio Galera, al frente.

La guerra civil ha sido el hilo conductor del festival, lo que enlaza con la propia historia de Villa Rosita, originalmente l’Hort de Montesinos, un emblemático espacio que, durante la contienda, acogió una de las colonias escolares que el Gobierno de la República trasladó al área metropolitana de València, para proteger a la infancia y asegurar su derecho a la educación. Y en el programa, la escritora Elvira Lindo ha tenido un papel protagonista.

«El balance de este año es de agradecimiento a los músicos, el equipo y el público que agotó las entradas enseguida y que se ha emocionado con esta propuesta artística», explica Antonio Galera, además de analizar que la pandemia en 2021 (en 2020 no pudo celebrarse) «más que dificultades ha supuesto adaptaciones a la situación». «Queríamos ofrecer belleza y que la gente disfrutara, con o sin pandemia», señala.

Actuación de Elvira Lindo con Antonio Galera. Heidi Hassan y David Rodríguez.

Respecto al programa, el director artístico explica que estaba inspirado en «la guerra y la forma que tienen los niños de adaptarse a las circunstancias, así como los propios artistas». El desarrollo lo considera como una sonata «que comenzó con un primer movimiento alegre», en referencia al espectáculo «Literatura al Compás», un texto de Elvira Lindo que se ha estrenado en Picanya con acompañamiento del propio Galera al piano, con el que después ambos viajarán al Festival Música en Segura (Jaén).

Tras el arranque, llegó un «segundo movimiento de reflexión», con la actuación de la clarinetista local Lidia Tejero, Rodrigo Bauzà (violín), Constance Ricard (violonchelo) y Enriqueta Somarriba (piano), quienes interpretaron el «Cuarteto para el fin de los tiempos de Olivier Messiaen», obra estrenada el 15 de enero de 1941 ante 500 reclusos del campo de concentración de Görliz (Alemania), en el que también estuvo prisionero el compositor francés durante la Segunda Guerra Mundial.

Segunda jornada de conciertos. Heidi Hassan y David Rodríguez.

En la tarde que culminaba el festival, se ofreció un «tercer movimiento muy emotivo», la historia «El Niño y la Bestia» de Elvira Lindo, que tiene como protagonista a su padre, convertido en 2018 en un cuento con música de Jarkko Riihimäki, estrenado en el Admiralspalast de Berlínpor. Estuvo a cargo de Linien Soundkraft ensemble internacional, integrado por Ander Perrino (contrabajo y dirección musical), Rodrigo Bauzà (violín), Constance Ricard (violonchelo) y María Lindo (corno inglés y dirección artística). La actuación acabó con el público cantando «La Violetera», animado por la escritora, y una gran ovación, que resonaba entre los jardines del bello ‘hort de tarongers’.

Compartir el artículo

stats