Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ONG Cielo Abierto se queda sin permiso para celebrar sus actos

El consistorio de Alfafar revocó la licencia tras un parte policial por las quejas vecinales

El consistorio subvenciona varios proyectos de la ONG. | A. A.

El consistorio subvenciona varios proyectos de la ONG. | A. A.

La ONG Cielo Abierto de Alfafar no podrá seguir realizando los actos previstos durante tres días a la semana en los meses de verano después de que el ayuntamiento revocase el permiso tras dos días de celebración aludiendo quejas vecinales por el ruido de la megafonía de los asistentes.

Según la ONG, el Ayuntamiento de Alfafar les dio un permiso para realizar sus actos destinados a la concienciación de la juventud sobre las adicciones en el Par de Les Palmeres, durante tres días a la semana -Domingo, martes y jueves- de 19.30 a 21.30 horas , durante los meses de junio, julio y agosto. El primer evento se produjo el pasado domingo , y el martes, cuando los miembros de la ONG Cielo Abierto del pueblo gitano fueron a realizar su evento, se dieron cuenta que no tenían punto de luz y no podían utilizar la megafonía ni los altavoces. «Pero nosotros seguimos haciendo el acto, cuando justo el día después recibimos un correo del ayuntamiento diciéndonos que se revoca la autorización por quejas vecinales el domingo», explica José Hernández, quien consideran que han recibido un trato discriminatorio. Según él, «ni pusimos música alta, hicimos el acto a final de la tarde sin afectar al descanso de la gente y no no creemos que hubiera quejas». Es por eso, que ayer se personaron en el ayuntamiento para intentar hablar con el alcalde aunque sin éxito, «y si es necesario nos manifestaremos delante del ayuntamiento».

El alcalde de Alfafar, Juan Ramón Adsuara, por su parte, ha asegurado a Levante-EMV que la decisión de revocar el permiso se debe «a que tras las denuncias vecinales recibidas en el 112 y a la misma Policía, unos agentes se personaron allí y levantaron parte al comprobar que estaban utilizando la megafonía a las 10.12 horas cuando el horario permitido era hasta las 21.30 horas. Además, pidieron que se personase el firmante de la declaración responsable obligatoria según la nueva normativa Covid con respecto a las asociaciones y nadie se presentó».

De todas formas, el consistorio asegura que el próximo 1 de julio se abrirá la zona de picnic Jaume I que está más a las afueras del pueblo y se planteará volver a darles el permiso para realizar su actos. «Aunque por otra parte el permiso era para realizar talleres culturales y luego se ha comprobado que se está haciendo son cultos a través de un pastor que hace sermones usando la megafonía, algo que no se rige por la misma normativa que las asociaciones y que por tanto también implica la revocación del permiso».

La ONG ha confirmado la presencia del pastor, «ya que somos una ong cristiana que seguimos la doctrina de la iglesia de Philadelphia y ayuda a l spersonas a que se acerquen a Cristo para no caer en el mundo de las drogas y el alcohol», señala. También afirman que cumplieron la normativa y que están haciendo una relación de las personas asistentes y no seríamos más de 30 personas, además de los niños que acudieron con sus padres».

Compartir el artículo

stats