Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad plantea salas más amplias en el centro de salud de Beniparrell

El consistorio debe modificar el proyecto que ha elaborado e incluir una sala de extracciones

Reunión del alcalde con los técnicos de conselleria. | A.B.

Reunión del alcalde con los técnicos de conselleria. | A.B.

El Ayuntamiento de Beniparrell deberá acometer algunas modificaciones en el proyecto del nuevo centro de salud para recibir la financiación de la Conselleria de Sanidad, puesto que la construcción de esta instalación está dotada con un millón de euros dentro del Plan Crèixer de infraestructuras sanitarias que anunció el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, para los próximos cuatro años.

Estas son las conclusiones que se extrajeron del encuentro mantenido por el alcalde de Beniparrell, Voro Masaroca, acompañado de su arquitecta municipal, Ana Jiménez, quienes entregaron el proyecto del nuevo centro de salud a la arquitecta de infraestructuras sanitarias de la conselleria, Elisa Osorio, así como al técnico Antonio González.

Los especialistas, tras ver el proyecto, apuntaron algunos cambios que se debían realizar. El más importante tiene que ver con la extensión de las salas para ajustarse a la normativa, lo que provocará que el consultorio pase de medir 350 metros cuadrados a 440 metros cuadrados. Algo que no supone un problema debido a la extensión de la parcela de 2.000 m2 donde se va a construir y que el consistorio compró por 800.000 €.

Otras de las modificaciones es la inclusión de una sala de extracciones, también obligatorio ahora, así como de taquillas en los baños para que los trabajadores puedan cambiarse de ropa. También se ha de habilitar un estancia para material quirúrgico.

«Nuestra intención es poder realizar las modificaciones en el proyecto cuanto antes para recibir el ok de conselleria y poder empezar a trabajar en la construcción del nuevo centro de salud, una necesidad urgente debido al estado en el que se encuentra el actual», señala Masaroca.

La nueva infraestructura, según el proyecto, contará con una sala de espera, una zona para pediatría, dos salas de enfermería y dos estancias para el médico de cabecera. Además, el edificio estará libre de barreras arquitectónicas y se adapta a la ley de accesibilidad.

Compartir el artículo

stats