La Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (EMSHI), ha instalado una toma de emergencia de agua en el municipio de Massanassa, lo que duplica las garantías del servicio en caso de avería en la tubería principal. Los trabajos se iniciaron y completaron ayer y se culminaron en menos horas de las previstas en un principio.

Con esta segunda toma, la Emshi asegura el abastecimiento de agua potable en alta a los vecinos y las vecinas de esta localidad de la comarca de l’Horta, ya que a partir de ahora Massanassa podrá recibir agua por dos puntos. Durante la intervención también se dejó preparada la derivación de Alfafar, aunque no está integrada todavía al sistema.

Esta actuación se enmarca dentro del plan que está llevando a cabo la Emshi para dotar de derivaciones de emergencia a los municipios que contaban con una sola toma y cuya instalación es coherente con el refuerzo del abastecimiento, de acuerdo con la estructura de la red.

"En la Emshi tenemos un plan estratégico en materia de seguridad, ya que suministramos agua potable y nuestra misión es garantizar el funcionamiento de la red para que no se vea afectado el servicio", ha manifestado la presidenta de la Emshi, Elisa Valía.

El primer municipio en el que se instaló la segunda toma fue Albal, cuya derivación de emergencia quedó integrada en la red básica de abastecimiento a mediados del pasado mes de junio. Alfara del Patriarca, Alfafar, Benetússer, Burjassot, Catarroja, Moncada, Paiporta y Picanya también están incluidos en este plan, al igual que Massanassa.

La Emshi invierte 1.390.000 euros en esta primera fase, que incluye esas diez poblaciones de la comarca de l’Horta, y que en total va a beneficiar directamente a cerca de 177.000 habitantes. La previsión es que a esta primera fase le siga una segunda en la que se ampliará el número de municipios.