Un vecino de Aldaia ha sido sancionado por haberse saltado la cuarentena tras haber dado positivo en coronavirus, lo que supone un incumplimiento de las directrices sanitarias que marcan la obligatoriedad de permanecer en el propio domicilio con el fin de evitar contagiar a su vecindario o personas cercanas.

Desde la Policía Local del municipio reconocen que «la mayoría de los aldaieros y aldaieras está dando un notable ejemplo de civismo y de responsabilidad ante una problemática tan grave como la pandemia del Coronavirus», aunque lamentan que «hay unos pocos que hacen alarde de comportamientos insensatos». En esta línea recuerdan que «este tipo de actitudes ponen en riesgo al conjunto de la ciudadanía, y serán sancionadas de acuerdo a la legislación vigente».

Refuerzo del dispositivo de vigilancia

Desde el cuerpo de policía recuerdan que se mantiene activado el refuerzo del dispositivo de vigilancia en la vía pública, con especial hincapié en diversos lugares del municipio como parques y zonas verdes que pueden presentar un mayor grado de conflictividad. Según explican, esta iniciativa nace con el objetivo de velar por el cumplimiento de las normas básicas de seguridad ante el COVID-19, como son mantener la distancia y el uso de mascarillas.

Así, las autoridades locales insisten en pedir a todos los vecinos y vecinas, con especial énfasis en la población de menor edad, «que eviten incurrir en situaciones que pueden suponer un peligro para ellos, para sus familias y para todas las personas de su entorno, y hagan un esfuerzo por respetar las normas básicas de convivencia ciudadana que ahora son más importantes que nunca».

Limpieza y desinfección

Por su parte, el Ayuntamiento de Aldaia continua realizando tareas de limpieza y desinfección de la vía pública de lunes a domingo, incluidos festivos, como medida de precaución ante el virus. «Nuestra intención es que, aunque el riesgo cero no existe, los espacios públicos de Aldaia sean lo más seguros posible».