El Ayuntamiento de Benetússer, a través de su área de urbanismo, ha dado el pistoletazo de salida a las obras de mejora y adecuación de la calle Marqués del Turia, situada en pleno centro de la localidad. El proyecto forma parte del Plan Provincial de Obras y Servicios de la Diputación de València, con una dotación económica de 280.000 euros y tiene como objetivo la mejora de la accesibilidad de las aceras, con una ampliación general a 1,5 metros y con un marcado carácter universal para garantizar el paso de la ciudadanía. Durante la ejecución de la obra también se abordará en la renovación general de las redes de abastecimiento de agua, saneamiento e imbornales de la vía, así como la reubicación de pasos de peatones y la señalización vertical y horizontal. “Con el objetivo de ocasionar las menores molestias posibles, la empresa constructora llevará a cabo el proyecto por tramos para favorecer en la marcha habitual de los negocios y la circulación de vehículos y peatones”, indica la alcaldesa de Benetússer, Eva Sanz.

La obra, que ha sido adjudicado a la empresa Sogeser Facility Services SL, comenzará por el extremo que une c/ Marqués del Turia con la avenida Orba hasta llegar a la c/ Dr. Vicente Navarro Soler. Esta primera fase está distribuida en 3 tramos de actuación que contemplan una primera intervención desde avenida Orba hasta c/ Maestro Rosario Iroil con una duración aproximada de 1 semana; una segunda actuación desde c/ Maestro Rosario Iroil hasta c/ Dr. Vicente Navarro Soler, con una calendarización de 2 semanas y un tercera actuación que incluirá todo el tramo de la primera Fase para finalizar la obra en este espacio a principios de septiembre.

El espacio de intervención en la Fase 1 cuenta con una de las mayores concentraciones comerciales y hosteleras de la vía por lo que se han proyectado, de forma consensuada con los negocios, realizar las actuaciones durante el mes de agosto para reducir el impacto en el desarrollo normal de sus actividades.

Durante la ejecución de los trabajos no estarán permitidas las entradas y salidas de vehículos de 8 a 18 horas en el perímetro en el que se esté llevando a cabo la intervención. Cuando se vaya a proceder a realizar intervenciones específicas junto a las entradas de garaje se informará a los vecinos con antelación de la inhabilitación de las salidas en periodos concretos con el objetivo de reducir las molestias en el día a día de los vecinos.