La Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi) duplica las garantías de abastecimiento de agua potable en alta en Picanya tras instalar anoche sin contratiempos una segunda toma por la que dar servicio al municipio en caso de emergencia.

Picanya es la cuarta localidad que recibe esta segunda derivación, después de Albal, Massanassa y Benetússer. La toma de Alfafar está lista a falta de integrarla en el sistema básico metropolitano de abastecimiento. Alfara del Patriarca, Burjassot, Catarroja, Moncada y Paiporta también están incluidos en este proyecto en el que la Emshi está dotando de una toma de emergencia a diez municipios de l’Horta que hasta el momento contaban con una sola derivación y cuya instalación es coherente con la distribución de la red de tuberías.

Con este proyecto aumenta la seguridad de la red de agua potable en alta, ya que las localidades incluidas en este plan podrán recibir agua por dos puntos tras ejecutar las instalaciones. Los trabajos se están realizando de noche con el objetivo de minimizar la afección. De hecho, el servicio no se vio afectado durante la realización de los trabajos de madrugada en Picanya.

“Con estas intervenciones la Emshi incrementa la seguridad para que los vecinos y las vecinas de Picanya dispongan de agua potable siempre. En la entidad permanecemos vigilantes para invertir en el mantenimiento de las infraestructuras hídricas con el fin de que la ciudadanía de las localidades que forman parte de la Emshi tengan garantizada el agua en alta”, ha explicado la presidenta de la Emshi, Elisa Valía.

La Emshi destina 1.390.000 euros en esta primera fase, que incluye diez poblaciones de la comarca de l’Horta, y que en total va a beneficiar directamente a cerca de 177.000 habitantes. La previsión es ampliar el número de municipios en una segunda fase.