Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Extorsión «okupa» en Massalfassar

Unos vecinos denuncian amenazas de unos «okupas»,investigados por robo y drogas, que les piden dinero a cambio de marcharse de allí

Extorsión «okupa»  en Massalfassar

Extorsión «okupa» en Massalfassar

«No sabemos qué hacer, esto es un calvario» , señalan los vecinos de la calle Príncipe de Asturias de Massalfassar que llevan sufriendo desde hace meses las molestias causadas por una pareja que ha «okupado» una vivienda propiedad de un banco. Una situación que se ha agravado después de que la Guardia Civil registrara el domicilio okupado detuviera a la pareja por posesión de marihuana y ser presuntos autores de algunos robos en la zona, después de realizar un registro en su vivienda.

«Después de este registro se agravó la situación ya que los «okupas» creen que los vecinos, les denunciamos y han empezado a amenazarnos a través de mensajes de whatsapp donde nos piden dinero si no queremos que sigan molestándonos», señala uno de estos vecinos, que ha interpuesto una denuncia ante la Guardia Civil por amenazas, ya que asegura que teme por la integridad física de él y su familia, pues tiene a dos niñas, a las que también han amenazado.

«Vivimos con mucho miedo. Mi mujer tuvo que ser atendida por una grave crisis de ansiedad, ya que además de las amenazas los ruidos y las molestias son constantes», afirma uno de los vecinos. Según relatan los afectados, «desde que llegaron hace unos meses, ha sido un sin vivir de fiestas y trapicheos en la puerta; tenían un perro en el balcón desatendido rodeado de pipi y caca, que caía a la calle desde el balcón. Otras personas vinieron un día a resolver lo que parece un ajuste de cuentas y les cortaron el contador dejándonos a todos sin luz», recuerda. De hecho, la misma pareja «okupada», después del registro de la Guardia Civil, «como represalia también nos cortaron la luz, además de amenazarnos con que la situación seguiría así y se alargaría si nos les dábamos el dinero que nos pedían», explican.

Compartir el artículo

stats