Una llamada vecinal a la Policía Local de Alboraia alertando de las molestias por ruido causadas por un grupo de jóvenes acabó en una trifulca con el resultado de un chico detenido y una agente herida. Se ha abierto una investigación.

Según ha podido saber este diario, el incidente se produjo en la tarde de este miércoles en una zona del caso urbano de Alboraia. La comisaría local recibió una llamada de los vecinos por las molestias que los jóvenes parece que estaban ocasionando.

Hasta el lugar se desplazó una patrulla, que al llegar llamó la atención a los chicos y chicas por las quejas de los vecinos. Durante la conversación los agentes detectaron un fuerte olor a porro, por lo que preguntaron a uno de los chicos. La situación comenzó a subir de tono ante el intento de incautarse de las sustancias. El grupo juvenil se fue envalentonando, sobre todo cuando los agentes trataron de inmovilizar a uno de los jóvenes.

Durante el forcejeo una agente resultó herida y la patrulla no pudo pedir refuerzos en un primero momento, al arrebatarles la radio. Finalmente, llegaron los refuerzos y el chico, menor de edad, fue arrestado por un presunto delito de atentado a agentes de la autoridad. También se le denunció por posesión de sustancias estupefacientes.

En este sentido, la propia Policía Local avanza que se van a estudiar todos los videos publicados en redes sociales “con el fin de depurar responsabilidades en favor de la integridad, honorabilidad y profesionalidad de los agentes que intervinieron en estos hechos tan desagradables”.

Desde el Ayuntamiento de Alboraia han querido "remarcar los valores que caracterizan a nuestro municipio: convivencia, tranquilidad, respeto y acogimiento". Por ello, anuncian que trabajará "para garantizar la convivencia y deseamos manifestar nuestro compromiso con la ley y con quienes se ocupan de su cumplimiento".