La asociación empresarial del polígono Fuente del Jarro, Asivalco, ha vuelto s reivindicar al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que valore la creación, dentro del proyecto de ampliación del by pass, de tanques o depósitos de tormentas, ante «los efectos negativos que supondrá la ampliación» de la infraestructura «para la inundabilidad del polígono».

Esta «preocupación» se debe a que, tal como ya avanzó Levante-EMV, los seis carriles de ampliación se programaron en su día,por parte del Ministerio de Fomento, en la parte recayente al área empresarial y, en particular, ocupando el barranco de Travessat, lo que supondrá la pérdida de su capacidad de drenaje.

De este modo, la entidad explica que estos depósitos subterráneos «tienen la misión de capturar y retener el agua de lluvia», sobre todo en momentos de precipitaciones muy intensas, para disminuir la posibilidad de inundaciones. Además, aseguran que la creación de esta infraestructura «permitiría almacenar agua que podría ser utilizada para uso industrial como agua no potable», al crear, para ello, la pertinente red y un servicio de valor añadido para las empresas.

No obstante, no es la primera vez que la asociciación «insiste en la necesidad de anticiparse a este problema». Ya en el año 2014, tanto Asivalco como el Ayuntamiento de Paterna, presentaron alegaciones técnicas al proyecto de ampliación del by pass, advirtiendo del incremento de caudal que deberá soportar el Barranc de la Font tras la canalización del Barranc Travessat, y solicitando medias correctoras para evitar los daños que puede producir. No obstante, estas alegaciones presentadas en su día fueron rechazadas y no se comunicaron medidas correctoras.

«En los últimos años se han desarrollado actuaciones para aminorar algunos de los problemas de pluviales históricos que hemos sufrido. Ahora que la situación ha mejorado considerablemente, pese a quedar aún algunos puntos negros, tenemos que evitar que la ampliación del by pass suponga dar pasos atrás», valora el gerente de Fuente del Jarro, Joaquín Ballester. Con ello, Ballester recordó que «se trata de una materia muy sensible para las empresas».

De este modo, el gerente de Avisalco explica que esta situación es alarmante, primero, «desde el punto de vista de la seguridad de las personas» y, en segundo lugar, «por las pérdidas económicas que conlleva la inundación de las naves». «Además, este problema no solo afecta a Fuente del Jarro, sino que todavía se grava más aguas debajo de nuestro parque empresarial, inundando la zona Sur del casco urbano de Paterna», explica.

El problema que sufre Fuente del Jarro es histórico, puesto que, según explica la entidad, a causa de su diseño original a mediados de los sesenta, la asociación no contó con unas infraestructuras de evacuación de pluviales dimensionadas para las necesidades que casi 50 años después, según explican, «se ha demostrado que debería tener». De este modo, el actual colector recibe gran cantidad de agua cuando se producen episodios de tormentas.