Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mitad de l’Horta tiene una tasa de contagios inferior a 200

Emperador y Llocnou están a cero mientras que Rocafort y Vinalesa no llegan al nivel de 100

Punto de espera en el vacunódromo de Torrent, instalado en el pavellón del Vedat. | S. COBOS

El avance de la vacunación junto a las restricciones y la propia responsabilidad de la ciudadanía han provocado un descenso significativo del número de contagios por covid-19 en los municipios de l’Horta y también de la tasa que regula los casos por cada 100.000 habitantes. De hecho, según los datos que hizo ayer públicos la Conselleria de Sanidad y que se refieren al 19 de agosto, la mitad de las poblaciones está por debajo del nivel de 200. Con todo, alcaldesas y alcaldes recuerdan que «el virús aún está en la calle y hay que continuar cumpliendo las medidas».

De las poblaciones que tienen una tasa superior a los 200 contagios por cada 100.000 habitantes, hay cinco pueblos que superan los 300: Alfafar (317), Benetússer (393), Beniparrell (397), Bonrepòs i Mirambell (374) y Manises (326).

Asimismo, rozando los 300 casos está Picanya, con una tasa de 292, seguido de Xirivella, que registra 278. Entorno a los 250 casos por 100.000 habitantes están Alboraia (258), Alfara (243), Godella (251) y Quart de Poblet (247).

Finalmente, en algo más de 200 se sitúan Aldaia (223), Burjassot (203), Catarroja (223), Paiporta (233), Mislata (209), Rafelbunyol (201), Tavernes Blanques (205), Torrent (219) y Paterna (208).

De las cuatro mayores ciudades de la comarca, Torrent es la que tiene un nivel algo superior al resto y en esta ciudad se da un factor diferente: dispone de una parte muy extensa del término municipal con espacios residenciales y urbanizaciones. En esta ciudad funciona desde esta semana el toque de queda, que no se había aplicado durante el verano.

En el otro lado, el de los municipios con menos contagios, lideran el grupo, como durante la mayor parte de la pandemia, Llocnou dela Corona, en l’Horta Sud, y Emperador, en l’Horta Nord, con tasa cero en estos momentos. Rocafort tiene un nivel de 95 y Vinalesa de 87.

Certificados de vacunación

Mientras tanto, la vacunación avanza y llega a los 12 años en todos los municipios, a través de los grandes vacunódromos y centros de salud. Y también crece el número de personas que ha tramitado el certificado de vacunación.

En Aldaia, por ejemplo, el consistorio habilitó el pasado mes de julio un Servicio Extraordinario de Ayuda para que las personas mayores de 65 años de la localidad puedan imprimirlo. Durante el mes de agosto se presta en el Hogar del Jubilado de la calle Mayor y el Centre Matilde Salvador, de lunes a viernes de 10 a 14 horas. Para acceder al servicio es imprescindible acudir con tarjeta SIP y teléfono móvil.

Hasta el momento casi 1.400 mayores han obtenido ya este documento que es gratuito y seguro, se obtiene de forma sencilla y permite acreditar que la persona ha recibido una o dos dosis de una de las vacunas frente a la covid aprobadas por la UE.

El alcalde, Guillermo Luján, indica que el consisytorio es consciente de que «muchas personas mayores quieren obtener una copia de su certificado de vacunación covid, pero encuentran dificultades a la hora de descargarlo en la plataforma electrónica». «Por eso, hemos querido facilitar este trámite y hemos habilitado este Servicio de Ayuda Extraordinario en el Hogar del Jubilado de la calle Mayor y el Matilde Salvador, para que los mayores que deseen puedan personarse y conseguir una copia».

La alcaldesa de Picassent, Conxa García, ha vuelto a reclamar a la Conselleria de Sanidad que se modifique la forma en que se calculan la tasa de incidencia en Picassent y el número de contagios ya que «reflejan una situación que no es real».

García explica que en el cómputo oficial de casos positivos, a los del casco urbano (incluídas las residencias) se suman los de la prisión, «que actualmente son unos 50», cuando las personas allí cumpliento condena «no están empadronadas en la población». Y luego, el total de casos (los del término municipal y los del centro penitenciario) se aplican a la población censada y el resultado «es una tasa más elevada de la real».

«Nos aplican los contagios de la prisión pero no el número total de personas que hay allí. O sea, aplican el total de contagios a una población de 20.000 habitantes y no de 25.000», se queja la alcaldesa, que ha remitodo diversas cartas o elevado quejas verbales a la conselleria desde el inicio de la pandemia sin haber obtenido una solución.

El resulado es que Picassent «siempre está entre los municipios con mayor incidencia» (ahora tiene una tasa de 183), por lo que en estos momentos tiene toque de queda y a su población se le aplican unas restricciones «que no corresponderían».

Así,además de la limitación de movilidad horaria nocturna, en las viviendas particulares, el máximo de personas que pueden reunirse es de 10 mientras que en los municipios del entorno no se aplican estas reglas.

Massamagrell lanza otros 280.000 euros para ayudas

El Ayuntamiento de Massamagrell ha aprobado las bases de la segunda convocatoria del Plan Resistir. En la primera, el consistorio repartió 143.000 a los 64 negocios solicitantes de hostelería, ocio nocturno, turismo y creación artística, cultural o de ocio. En la segunda entran sectores que no se beneficiaron. En total, se repartirán 280.866 euros. La convocatoria se abre en septiembre.

Compartir el artículo

stats