Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paterna prepara también la «recordà» el sábado en su Parque Central

Doscientas personas participarán en la actividad de Interpenyes, que han de aportar pauta de vacunación o test de antígenos negativo

«Recordà» en el Parque Central de Paterna. | INTERPENYES

A pesar de que la ciudad del fuego ha tenido que reducir su programa habitual de actos con cohetes por las restricciones sanitarias, las peñas de Paterna sí que podrán celebrar la «recordà», una tirada más tradicional y con menos intensidad que se celebra en la explanada del Parque Central.

Si bien la principal «recordà» era una actividad posterior a la gran Cordà del último domingo de agosto (en este caso el día 29), organizada por las peñas, en esta ocasión la gran novedad es que cambia de día y tendrá lugar el sábado 28. También se adelanta el horario, ya que comenzará a las 22 horas y se prolongará hasta las 00,30 horas, según estima la Federació Interpenyes, coordinadora de este espectáculo.

«Vimos que no era conveniente que se produjera la movilidad de la gente del casco urbano al Parque Central, por lo que era mejor que fuera otro día. Y también valoramos adelantar la hora, para no prolongarla hasta la madrugada, aunque no haya toque de queda», explica Cèsar Andreu, presidente de Interpenyes.

Este año participarán 200 personas, que tienen que formar parte de las peñas que están federadas, aunque no es necesario el empadronamiento en Paterna, como sí se exige en la gran Cordà. Aquellas personas que se han preinscrito han de presentar ese día, o bien la pauta completa de vacunación, o un test de antígenos, además del carnet de pertenencia a alguna de las peñas federadas.

En total Interpenyes ha comprado 30.000 cohetes, entre ‘coetons’ y ‘femelletes’, que suponen unos 900 kilos de pólvora. Como es habitual, la cifra es menos de la mitad que la de la gran Cordà y, dado que la duración es muy superior (dos horas y media frente a los 30 minutos del espectáculo de la calle Mayor), el ritmo es más pausado y la intensidad de fuego menor.

Nadie más que los tiradores y tiradoras de Interpenyes podrá entrar en la «recordà». La organización confía en que no se acumule la ciudadanía en el exterior ya que apenas hay visibilidad, excepto en algunos puntos, donde habrá control policial.

En compensación, la «recordà» será retransmitida el directo por el canal de YouTube de Interpenyes el sábado.

Una tradición que se transformó por seguridad

La «recordà» es el nombre con el que históricamente se conoce a la tirada de cohetes por las calles de Paterna. Estas tiradas libres y espontáneas se celebraban en los años 80 del pasado siglo durante los días de las fiestas, pero especialmente en la noche de la gran Cordà (cada último domingo de agosto), una vez acababa el espectáculo en la calle Mayor. Cuando en los años 90 se implantaron las principales medidas de seguridad, las ‘recordades’ desaparecieron del espacio público y se trasladaron a otros recintos. Por un lado, se situaron en el Coetòdrom municipal, una jaula de grandes dimensiones que se monta y desmonta cada año junto al parque de la Torre y el Palau, en el caso de las que se celebraran de la manera espontánea por las calles los días previos. Este año esta estructura de hierro no se utilizará.

Por otro, la recordà principal, la que sigue a la gran Cordà, se llevó al antiguo campo de tiro, expropiado en los 90 por el ayuntamiento y actualmente el Parque Central. Allí se habilitó, hace años, una explanada para actividades pirotécnicas. De hecho, también alberga ‘mascletades’ y castillos.

Compartir el artículo

stats