El Ayuntamiento de Torrent se ha quedado sin la ayuda para actuaciones contra la violencia machista que otorga la Diputació de València, según denunció ayer el Partido Popular, a raíz de publicarse la resolución. El consistorio de la capital de l’Horta Sud es uno de los 11 que ha perdido esta subvención en toda la provincia, mientras que 92 sí que la recibirán, y uno de los dos (el otro es Alaquàs) en la comarca.

La razón que recoge la resolución de la Diputació, publicada en el Boletín Oficial de la Provincia de València, es «tener deudas con la Agencia Tributaria». Por ello, la portavoz del Partido Popular, Amparo Folgado se pregunta «por qué tiene el Ayuntamiento de Torrent deudas con Hacienda y de qué deuda se trata, para perder subvenciones importantes, cuando se tiene superávit en las cuentas». Los populares afirman «sentir vergüenza» porque el Ayuntamiento de Torrent tenga deudas con la Agencia Tributaria y solicitan del equipo de gobierno que explique las razones.

«El equipo de gobierno del Ros debe explicar a los ciudadanos de Torrent, las razones de por qué tenemos deudas con la Agencia Tributaria y perdemos una subvención para actuar contra la violencia de género, o es que ha gastado ya todo el superávit en comprar solares, palacetes y edificios», se pregunta la lideresa de la oposición. Folgado también recuerda que el próximo 25 de noviembre se celebra el Día Contra la Violencia de Género en Torrent, pero «a la vista está el nulo interés de su equipo de gobierno en la prevención frente a la violencia contra la mujer, en una época en la que se está incrementando».

Por su parte, la concejala de Igualdad de Torrent, Marina Olivares, explicó ayer que había pedido al departamento de Tesorería una explicación sobre lo ocurrido con la ayuda. No obstante, la edila lamentó que el PP se fijara en esa convocatoria y obviara en su denuncia que el ayuntamiento ha recibido una subvención de 28.000 euros procedentes del Pacto de Estado contra la Violencia Machista, «una de las cifras más altas que percibirá una ciudad valenciana, por detrás de la capital y de Elx. «Y esto es debido al trabajo que hacemos en el área para combatir la violencia de género», apostilla la concejala de Igualdad, Marina Olivares.

En el pueblo vecino de Alaquàs, que figura como consistorio que ha perdido la subvención por deudas con la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), el alcalde, Toni Saura, también pidió ayer al departamento correspondiente información sobre el supuesto impago.