Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Massalfassar advierte con limitar el uso del Parc del Llavaner por el vandalismo

El alcalde da «un voto de confianza» a los usuarios para mantener abiertos los paelleros sin la necesidad de fijar un horario tras 15 días en uso

Massalfassar ha rehabilitado el lavadero y su entorno convirtiéndolo en una zona de ocio. | A.M.

La ciudadanía de Massalfassar ya ha podido disfrutar de los paelleros y la instalaciones del Parc del Llavaner, que el consistorio abrió el pasado 2 de septiembre, tras la rápida ejecución de un importante proyecto que ha consistido en la restauración del antiguo edificio del Lavadero público municipal, que se encontraba en un deficiente estado de conservación, la instalación de una zona para hacer fuegos y el acondicionamiento del entorno para su uso por parte de vecinos y vecinas, que disponen ahora de una nueva zona de ocio en el pueblo.

Todas las instalaciones que ofrece el Parc del Llavaner, incluidos los paelleros-hay tres puntos para hacer fuego-, se encuentran permanente abiertos al público sin estar condicionado su uso a cita previa o reserva, de momento. Y esa puntualización llega tras los actos vandálico registrados apenas 24 horas después de su apertura, con la rotura incluso desanclaje de algunas balizas de luz. «No han sido incidentes muy graves que no han vuelto a suceder, pero de todas formas pedimos civismo a la gente para cuidar nuestro patrimonio», señala el alcalde Higinio Yuste, quien asegura que por ahora «hemos dado un voto de confianza a la gente. Tenemos unas carteles con las normas de limpieza y desinfección que esperamos que se cumplan. Este último fin de semana la experiencia ha sido más positiva», explica Yuste, que prácticamente lleva e el cargo el mismo tiempo que lleva abierto el Parc del Llavaner.

Yuste confía en que la gente mantenga su civismo y ayude a mantener limpia la zona «porque no podemos mandar a la brigada a limpiar cada vez que alguien usa los paelleros o la zona de merendero habilitada con seis mesas, porque eso supone un coste adicional importante. Si esto fuera así tendríamos que cerrar el parque y fijar un horario».

Recuperación del patrimonio

El Ayuntamiento ha hecho un gran esfuerzo en la puesta en valor de este espacio protegido. El proyecto realizado en dos fases valorado en 60.000 euros, ha consistido en la limpieza del espacio de 650 metros cuadrados, la reparación del techo del Lavadero, la instalación de vidrios de seguridad, la colocación de mobiliario con seis mesas y bancos, la construcción de una zona para hacer fuegos, además de una fuente, el cierre perimetral con una valla de madera y la iluminación ornamental. Se completará con la adecuación del camino de acceso al nuevo Parque del Llavaner y la instalación de cámaras de seguridad y vídeo vigilancia.

Compartir el artículo

stats