Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las filaes de l’Horta vuelven a la calle

Paterna realizará entrada y parlament el 9 de octubre y baraja noche con orquesta y comida popular el domingo

Mig Any en enero de 2020, la última vez que los moros y cristianos desfilaron en Torrent. | A.T.

Mig Any en enero de 2020, la última vez que los moros y cristianos desfilaron en Torrent. | A.T.

Filas y comparsas de l’Horta ya tienen a punto los arcabuces y los trajes, tras muchos veces guardados en un armario. La pandemia dejó cerradas las casernas cerradas y las calles vacías del color de los atuendos de moros y cristianos. Pero caminando hacia la ansiada normalidad y con el plan específicio diseñado por Sanidad para este tipo de festejos sobre la mesa, las federaciones de Torrent y Paterna han diseñado un programa de actos, con restricciones, con motivo de la festividad del 9 d’Octubre. El menú incluye entradas y cenas, y el pasodoble Chimo volverá a sonar.

El pasado lunes, el mismo día que la Generalitat hacía público el plan diseñado para la celebración de los moros y cristianos, la junta directiva de la Federación de Moros y Cristianos de Torrent se reunía para concretar los actos que se desarrollarán el 8, 9 y 10 de octubre. Cabe recordar que la FMCT lleva dos fiestas patronales consecutivas (julio de 2020 y 2021) sin poder salir a la calle. El último acto fue el Mig Any de enero de 2020.

Así, los actos arrancarán el viernes 8 de octubre, con la Ofrenda als Sants Patrons, con la participación de niños. Posteriormente, la Torre acogerá el tradicional Pregón, con la plaza acotada para cumplir el protocolo covid y con la única presencia de festeros. Una cena con charanga a los pies de la Torre, también con las restricciones vigentes, cerrará el día.

Música pagada por la FMCT

El sábado será el momento de la Gran Entrada, para adultos e infantiles, en el recorrido habitual de Convent-Trinitàries. El protocolo obliga a desfilar en modo batallón con escuadras de cuatro integrantes, con distancia de 1,5 metros entre cada uno y con mascarilla. En este sentido, la FMCT ha acordado que cada filà o comparsa precisará de un mínimo de ocho personas. En caso contrario, se formarán escuadras mixtas entre todos los que no lleguen a ese mínimo de ocho. La música para cada filà la pagará la propia federación y el orden de desfile será el previsto para 2022.

Los festejos concluirán el domingo con una comida de homenaje a los festeros, en el Parc Central, que incluirá música festera y un monólogo para la sobremesa. En este sentido, la FMCT explica que en cada caserna y cábila se podrán realizar comidas y cenas cumpliendo las normas: mesas de diez, solo federados y sin invidatos, preferiblemente.

En Paterna, Intercomparsas ya tenía diseñado un acto para el 9 d’Octubre con anterioridad a la publicación del nuevo protocolo de Sanidad. «Como las restricciones nos impedía realizar los actos en verano, que es cuando celebramos los moros en Paterna, ya habíamos aprobado hacer un acto con motivo del Día de la Comunitat, adaptado a las restricciones.», explica María Ángeles Salvador, presidenta de Intercomparsas.

Así, el programa paternero estará centrado en una entrada de filaes y comparsas desde el Auditori hasta la plaza donde está el ayuntamiento, y allí se celebrará el tradicional Parlament y la entrega de la Vila a Jaume I. El acto transcurrirá, según Salvador, con las normas que rijan en ese momento: público en el recorrido con mascarilla y la plaza del ayuntamiento se acotará para cumplir con las distancias, tal como se hizo en la Ofrenda fallera de hace una semana.

En prinicipio la idea es que desfilen todas las comparsas y filaes, aunque ya dependerá de cada colectivo el número de asistentes, pero siempre con la directriz de cuatro personas por filà o comparsa y con la distancia en metro y medio y la mascarilla.

Como colofón, el sábado por la noche, tras el desfile, está prevista una de ‘germanor’ con la posterior actuación de una orquesta, pero con el público sentado, claro. El lugar que se baraja es el CEIP Clara Campoamor. Ya el domingo, también se están planteando desde Intercomparsas la celebración de la tradicional comida popular de arròs amb fesols i naps.

«Hemos tratado de dejar la negatividad a un lado y con la flexibilidad de las normas ya nos planteamos hacer un acto en octubre. Lo hemos adaptado a la normativa actual pero tenemos la esperanza de que a finales de septiembre estas normas se suavicen aún más, y con ellas readaptaríamos nuestros actos», indica Salvador. La presidenta de Intercomparsas sostiene que con «toda la situación que hemos vivido te quedan dos opciones: o te quedas sin hacer nada o te vas adaptando a las normas y celebras cosas. Nosotros queremos volver a la calle, aunque sea con restricciones y eso vamos a hacer. Volvemos para reconquistar la fiesta».

Catarroja hace les «Ambaixades» con límite de aforo

Catarroja realiza mañana sus «Ambaixades de Moros y Cristians» adaptadas a la nueva situación motivada por la Covid. El acto cambia su habitual escenario en la Plaça del Mercat, por la Plaça Major, debido a sus mayores dimensiones y por tanto su mayor capacidad de aforo, ya que la representación se realiza con límite de aforo, y con necesidad de reservar entrada para ocupar una silla y guardar la distancias. Las entradas se agotaron a los pocos días y el consistorio emitirá en «streaming» el acto por el Canal de Youtube municipal. Catarroja ha decidido adelantar les Ambaixades al 18 de septiembre, día grande destinado a la Entrada pero que en este caso las nueve comparsas han decidido no realizar pese a que ahora ya están permitidas por Sanidad.

Compartir el artículo

stats