Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Albal repara aceras de La Balaguera y creará un bosque urbano

El ayuntamiento destina 320.000 euros y plantará un centenar de lledoners, una especie sin raíces invasivas

Tala de los ejemplares actuales situados en la zona de la Balaguera. | A.A.

Reparar las aceras levantadas en la zona de la Balaguera, que desde hace unos años han sufrido la agresiva fuerza de los árboles, cuyas raíces han ido creciendo sin control, bajo el pavimento, levantándolo y dando lugar a un suelo muy irregular incluso peligroso para la ciudadanía, es uno de los proyectos a los que el Ayuntamiento de Albal ha comenzado a dar solución esta semana, con una partida de 320.000 euros, y concluirán a finales de año.

La urbanización de la zona de la Balaguera tal y como existe hasta ahora, estuvo a cargo técnica de la Agrupación de Interés Urbanística 11.A, hace ahora 18 años, «cargada de errores», manifiesta el alcalde Ramón Marí quien explica que «los agentes urbanizadores resolvieron mal la elección de los ejemplares arbóreos, que han resultado ser muy agresivos», y añade que hasta su ubicación fue otro fallo: «los árboles se colocaron encima de las aceras, con hormigón y ha acabado afectando también a servicios esenciales como la luz».

Sustituir los árboles ha sido el antídoto aplicado contra los efectos que el crecimiento desmesurado de la vegetación anterior ha ocasionado y Albal lo ha hecho tratando de ser lo más respetuosa con el medio ambiente posible. El centenar de árboles que están siendo extraídos, son trasladados hasta el Bosque Mediterráneo, donde se han reconvertido en alimento para el medio natural de la localidad. En su lugar se creará un nuevo bosque urbano con un centenar de lledoners, que devolverán la sombra, mejorarán la temperatura y cuyas raíces no acabarán creando su propio asfalto.

Compartir el artículo

stats