Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La querella por las papeletas del Gordo del Niño de Torrent no repartidas acaba en juicio

El magistrado pide que los cinco investigados depositen una fianza global de 1,3 millones

Integrantes del Santo Sepulcro, familiares y amigos celebraron el primer premio de la Lotería del Niño, en enero de 2017. | GERMÁN CABALLERO

Integrantes del Santo Sepulcro, familiares y amigos celebraron el primer premio de la Lotería del Niño, en enero de 2017. | GERMÁN CABALLERO

El titular del juzgado de instrucción número 2 de Torrent ha dictado auto de apertura de juicio oral por las querellas que presentaron trece personas porque no recibieron las participaciones premiadas con el Gordo del Niño de 2017, y que repartió la hermandad del Santo Sepulcro. El fiscal solicita cuatro años y medio de cárcel para un integrante de la cofradía por un posible delito de apropiación indebida y una indemnización para los tres denunciantes de 336.000 euros. Para los otros cuatro investigados pide el sobreseimiento. Por contra, el juez sentará a los cinco en el banquillo y les pide una fianza global de 1,3 millones por responsabilidad civil, en base a los escritos de las acusaciones particulares.

El seis de enero de 2017 una lluvia de millones de euros regó Torrent, gracias al primer premio de la Lotería del Niño. La hermandad del Santo Sepulcro repartió el 08354 entre hermanos y vecinos de la ciudad. En total, unos 90 millones de euros. Pero la alegría de muchos contrastaba con la tristeza y rabia de unos pocos integrantes de la hermandad a los que no les entregaron las participaciones acordadas, como solía ser habitual.

En concreto, se presentaron tres querellas que agrupaban a trece personas y que reclamaban 31 papeletas que no les dieron, por valor de 744.000 euros. Cabe recordar que en cada boleto se jugaban 2,40 euros.

Las denuncias fueron aceptadas y agrupadas en una misma causa, con su fase de instrucción y la declaración de decenas de personas, entre perjudicados, integrantes de la junta directiva y otros. En febrero de 2020, el juez dictaba el sobreseimiento de la causa, descartando la responsabilidad penal de la directiva de la hermandad, al considerar que no hubo apropiación indebida. Ahora bien, el juez puntualizó que de producirse apropiación, se trataría de un hecho singular de una persona en concreto.

Y ese fue el clavo ardiendo al que se acogieron los trece reclamantes. También el fiscal. Los recursos que presentaron fueron aceptados por la Audiencia Provincial. Ahora, el juez ha decretado un auto de apertura de juicio oral contra cinco repartidores de lotería de la hermandad para los que solicita el depósito de una fianza total de 1,3 millones.

291 participaciones destruidas

En este sentido, la fiscal, en su escrito de calificación, realiza un detallado relato de los hechos. El cuatro de enero de 2017, dos días antes del sorteo, la junta liquidó el proceso. La hermandad del Santo Sepulcro adquirió 347 décimos del 08354. En total se vendieron 2.875 participaciones, que equivalen a 345 décimos. Los otros dos se los quedó la hermandad como entidad. A su vez, se destruyeron un total de 165 papeletas pendientes de reparto, más otras 126 no vendidas.

El ministerio público describe la práctica habitual para la venta de lotería de la hermandad. Cada integrante de la junta directiva, principalmente, tenía asignado un numero determinado de hermanos, llevando a sus casas particulares las participaciones de cada uno de los sorteos del año, además de cobrar la cuota anual por ser integrante de la cofradía.

De tal forma que la fiscal considera que de los cinco integrantes de la hermandad a los que trece personas reclaman que les debían haber entregado sus participaciones, ya fuera antes o después del sorteo, solo una incurrió en un posible delito de apropiación indebida continuado. En concreto, aprecia que se quedó para su propio beneficio con 14 boletos de tres personas, por valor de 336.000 euros. La fiscal se basa, principalmente, en los extractos bancarios del acusado, que cobró 269.640 euros -en dos entidades- por participaciones premiadas.

Archivo para cuatro investigados

En cambio, el ministerio público solicita el sobreseimiento de las acusaciones contra los otros cuatro integrantes de la hermandad al no quedar suficientemente acreditado que, con la intención de obtener beneficio económico ilícito, se apropiaran de las 17 participaciones que reclama una decena de 10 personas, por valor de 384.000 euros.

En este sentido, el juez también ha tenido en cuenta los escritos de las diferentes acusaciones particulares de los denunciantes para decretar la apertura de juicio. Así, los perjudicados solicitan distintas penas de prisión para los investigados así como recibir una indemnización por no haber recibido sus papeletas. El magistrado ha ordenado que los cinco acusados depositen fianzas por un montante total de 1,34 millones de euros para hacer frente a las posibles indemnizaciones. Además, se ha solicitado que la hermandad actúe como responsable civil subsidiaria e incluso el Arzobispado de Valencia.

Asamblea para elegir a la nueva junta directiva

Este sábado una asamblea y posterior votación, elegirá la nueva junta directiva de la hermandad del Santo Sepulcro, tras concluir los cuatro años de mandato de la actual. Volverán a encabezar las dos candidaturas a la presidencia, el vigente presidente José Enrique Tronchoni y Francisco Barreda, que ya lo intentó en 2016. En este sentido, hay sectores críticos que cuestionan a la directiva que intente repetir tras lo ocurrido con la denuncia de la lotería, mientras que los actuales gestores defienden que el juzgado les exculpó.

Compartir el artículo

stats