Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

Adiós al paseo Carlos Verdú

Adiós al paseo Carlos Verdú

Adiós al paseo Carlos Verdú

El lunes, en el pleno del Ayuntamiento de Puçol, a propuesta de PURP, secundada por el PP, se cambiará el nombre del Paseo de Carlos Verdú» en la Urbanización de Alfinach.

En 17 de Febrero de 2014, a propuesta de Pavalur (Partido Valenciano de la Urbanizaciones), instrumento creado por Verdú para que Alfinach pudiera defenderse del trato discriminatorio del consistorio, el propio ayuntamiento, con el apoyo del PP, aprobó rotular el paseo, en mérito al memorándum que se adjuntaba y a la petición de la propia urbanización, a nombre de Carlos Verdú, que había presidido la Sociedad Civil de la Urbanización y su Club Social, desde diciembre de 1993 a Abril de 2014, 21 años.

Curiosamente los que entonces la acompañaban, como miembros de su Junta de Gobierno (José María Carrillo, José María Babé y Fernando Benedi) que en su día se deshicieron en elogios hacia Verdú en la cena homenaje despedida que se celebró en el Club Alfinach, en Abril de 2014, siete años después son los mismos que ahora solicitan el cambio.

Resulta legítimo que el que hereda el quehacer y estructura creada por un equipo anterior, pueda criticar o sustituir las estructuras existentes por otras más acordes con su forma de ver la organización, e incluso proponer retirar las distinciones.

Pero cuando los que lo solicitan ahora eran de aquel equipo y todos los elementos organizativos de la Urbanización creados por Verdú se mantienen en su integridad (transporte público, seguridad, certificado Aenor de calidad, planes de emergencia, dinámica y estructura jurídica del Club Social, gerencia y estaff administrativo, fiestas y un largo etc.),resulta difícil de entender y más difícil de explicar.

Parece que la motivación tiene algo que ver con lo ocurrido en Pavalur, que creara Verdú, después de poner en marcha la Asociación Valenciana de las Urbanizaciones, que vino a poner remedio, entre otras cosas, a la falta de seguridad. Entonces, organizó dos Congresos de Urbanizaciones de la Comunidad Valenciana, creó Pavalur (2007), para que cualquier urbanización pudiera presentar candidatura a las municipales y reivindicar la desigualdad de trato que los municipios les otorgaban. Verdú dijo, entre otras cosas, que dicho partido instrumental nunca supondría una carga para el municipio, porque sus concejales no cobrarían ni por dietas, ni sueldo, ni asesores, ya que iba a ser una participación voluntaria y gratuita, equivalente a ser de la Junta de Gobierno o Presidente de la Urbanización.

Jose Mª Babé, por designación de Verdú, fue concejal de Pavalur desde 2011 a 2018. Verdú denunció posteriormente que venía cobrando esos años, sin conocimiento ni consentimiento del partido. Por el conflicto otros miembros de aquel partido (Carrillo, Babé, Chaqués y Benedi), crearon uno nuevo: el PURP (Partido de las Urbanizaciones de Puçol), y presentaron a Babé, hoy concejal , quien sigue cobrando y ha cerrado un pacto de legislatura con el PP.

Y siguen sin resolverse el carril bici o las mejoras de las vías de acceso a las urbanizaciones, que se encuentran en un estado lamentable, mientras los concejales del PURP, que sustentan el gobierno del PP en Puçol, no tienen otra preocupación e interés que la de quitarle la denominación de Paseo Carlos Verdú.

El PP, que gobierna sometido a las exigencias del PURP que le sostiene, no se va a oponer en un asunto que no se entiende y es difícil de justificar y explicar yanque apunta la posibilidad de tratarse de una vendetta personal por la indisciplina en acatar la prohibición inicial, que en el partido original de Alfinach se dio a quienes resultaran concejales de Pavalur, de cobrar del erario público.

Compartir el artículo

stats