El Ayuntamiento de Quart de Poblet remodelará las calles Agermanats y Mare Nostrum con el objetivo de crear un nuevo espacio público de calidad para la ciudadanía. La actuación se enmarca dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado, EDUSI, con la que se aplica una planificación urbanística respetuosa con el medio ambiente y pensada para el uso y disfrute de los vecinos y las vecinas. Las obras están cofinanciadas al 50 % por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER, en el marco del Programa Operativa Plurirregional de España, POPE, 2014-2020.

Con este proyecto de reurbanización de ambas calles se pretende mejorar el entorno urbano y las infraestructuras, creando servicios públicos de calidad. Así, se apostará por la accesibilidad universal con aceras más anchas y accesibles para favorecer la adecuada movilidad peatonal y fomentar los desplazamientos a pie. De este modo, se pretende ganar espacio peatonal frente al vehículo privado y reducir la contaminación atmosférica y sonora.

El municipio ensanchará las aceras y las hará más accesibles para fomentar los desplazamientos a pie

Y es que uno de los objetivos principales de la EDUSI es disminuir la emisión de CO2 a la atmósfera y afianzar un modelo de ciudad menos contaminante y más sostenible.

Asimismo, y en esta misma línea de actuación, se plantarán árboles, se aumentará el espacio dedicado a vegetación, se optimizará la iluminación y se instalará mobiliario urbano, lo que contribuirá a revalorizar estas calles y a su regeneración física y social. Esta actuación se suma a la reurbanización que se ha realizado en otras calles como Concordia, Trafalgar, Crescencio Rodilla, Doctor Gómez Ferrer o Sagunto, donde se han creado entornos agradables y sostenibles para los y las residentes.

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible y director ejecutivo de la EDUSI, Juan Medina, explica que «con la transformación viaria se consigue ofrecer espacios de calidad para la ciudadanía y una mejora paisajística y medioambiental que pone en valor estos viales y el municipio en general, en consonancia con un urbanismo más humano».

Además, con esta intervención se fomenta la cohesión social, afianzando zonas en las que se fomenta la interrelación entre el vecindario y el disfrute de estos nuevos espacios renovados.