Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"El bosque metropolitano era una deuda con Quart de Poblet"

La alcaldesa agradece que el Consell vaya a actuar en Túria tras años de peticiones

Espacio degradado sobre el que se actuará. | A.Q.P.

«Esta es una deuda que se tenía con Quart de Poblet y celebro que el president haya visto el potencial que supone regenerar esta parte del cauce. Somos la cabecera del parque natural del Túria y reivindicamos la riqueza natural, agraria y medioambiental que nos pertenece y que nos define como pueblo». Así se expresa la alcaldesa de Quart de Poblet, Carmen Martínez, tras el anuncio, el lunes del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, de una doble intervención en el Túria, que permitiría regenerar la conexión entre el antiguo cauce y la entrada a la ciudad de València y la desembocadura, de forma que se genere un corredor verde que unirá el parque de cabecera con l’Albufera.

El consistorio recuerda que el Plan Sur de València, por el que se desvió el cauce a una nueva infraestructura, si bien evitó que se produjera una inundación como la del 1957, también convirtió en un vertedero kilómetros del parque del Túria. «Toneladas de cemento, hierros y escombros están ocultas en lo que parecen montañas naturales pero que son colinas artificiales de residuos de hasta cinco metros de altura», denuncian en el consistorio, que llevan años reclamando al Consell una intervención

Ahora, «Ximo Puig ha recogido el guante lanzado por la alcaldesa de revertir los terrenos para que el actual basurero del Plan Sur sea el punto de partida de un bosque metropolitano», valoran.  El ‘Corredor Verde’ ocupará una extensión de 14 kilómetros.

Una de las zonas de mayor valor de Quart de Poblet eran los azudes de Favara y Rascanya, que se utilizaron para depositar las miles de toneladas de tierra que se extrajeron en las obras. Para ello, se expropió aceleradamente una gigantesca zona de huerta entre la localidad y el actual Parque de Cabecera y depositar allí desordenadamente os vertidos taponando el antiguo cauce y haciendo desaparecer la mayor parte de su bosque de Ribera.

Iniciativa de Quart

El proyecto, que lleva meses gestándose en el Consell a instancias del Ayuntamiento de Quart de Poblet, incluye una gran infraestructura verde que ayudará a conservar la biodiversidad en zonas naturales periurbanas, mediante la restauración ecológica de espacios degradadas, y la renaturalización de ecosistemas de ribera que desapareció.

También protegerá el sistema productivo de la Huerta, su paisaje y su patrimonio cultural e hidráulico y recuperá espacios de conectividad verde para el uso público y mejorará las vías para peatones y ciclistas . 

Así, «se pretende reforzar el vínculo con la naturaleza, la cohesión social y la comunicación entre los municipios y los barrios a lo largo de la infraestructura verde del cauce del río Turia», además de mejorar de la calidad del aire y la adaptación al cambio climático: promoción de zonas verdes como defensa natural ante el aumento de temperaturas. 

Compartir el artículo

stats